• Susana Díaz, Eduardo Madina, Alfredo Pérez Rubalcaba y Carme Chacón salen en defensa del presidente extremeño tras su nuevo choque con Sánchez.
  • Vara considera que falta comunicación entre el líder y los barones, a lo que Ferraz responde criticando que airee las discrepancias “ante los micrófonos de los periodistas”.
  • Díaz: “A los socialistas nos une la fraternidad y el respeto a la expresión libre de nuestras ideas”.
  • Rubalcaba: “Se puede estar o no de acuerdo con lo que dice [Vara]. Lo que no se puede ni debe hacer es insultarle”.

El PSOE está partido en dos. El oficialismo de Pedro Sánchez y su núcleo de fieles por un lado, la amalgama de críticos por otro. Una situación que explica en parte cada movimiento estratégico del secretario general y que se pone de relieve con cierta frecuencia. Pocas veces, sin embargo, ha aflorado con tanta intensidad como este miércoles. Susana Díaz, Alfredo Pérez Rubalcaba, Eduardo Madina, Carme Chacón… Una legión de dirigentes y exdirigentes del PSOE ha salido en cascada a ponerse del lado del presidente de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, tras el nuevo choque que éste ha mantenido con Ferraz.

Isabel Rodríguez, miembro de la Ejecutiva socialista e incondicional de Sánchez, ha criticado a primera hora en Radio Nacional a Vara por difundir la incomunicación existente entre los barones y el líder socialista. “Puede levantar el teléfono y llamar en cualquier momento al secretario general”, ha indicado Rodríguez, que no comparte la opinión de que hay “ausencia de comunicación” en el partido. También se ha referido a la posibilidad de que el PSOE celebre un nuevo Comité Federal para debatir su estrategia tras el ‘no’ del Congreso a Mariano Rajoy, algo para lo que “no hay ningún problema”. Mejor hablarlo ahí, ha concluido, y “no ante los micrófonos de los periodistas”.

 “Siempre he defendido que con 85 escaños no se puede gobernar este país”, subraya la presidenta andaluza

Unas declaraciones que daban respuesta a las emitidas por el dirigente territorial hace unos días sobre la falta de debate interno. “Cada vez que alguien habla, se le corre a gorrazos”, dijo Vara, añadiendo que lleva dos meses sin comunicarse con el secretario general. Ello a colación de una posible revisión del ‘no’ al PP -defendido a ultranza por Sánchez- para evitar las terceras generales. Sus palabras han provocado un evidente malestar en la dirección, verbalizado con acidez por Isabel Rodríguez.

Las pullas de Ferraz, lejos de aplacar a los críticos, han dado lugar a una reacción en cadena a favor de Vara. La presidenta de Andalucía, Susana Díaz, le ha trasladado su “cariño” y ha recordado que “a los socialistas nos une la fraternidad y el respeto a la expresión libre de nuestras ideas”. Lo ha hecho al momento de enmendarle la plana a su estrategia y oponerse a cualquier intento de encabezar una alternativa. “Siempre he defendido que con 85 escaños no se puede gobernar este país y hay que hacer una oposición útil”, ha remarcado. Sánchez comenzó la semana pasada una ronda de contactos con el resto de líderes para explorar un Ejecutivo “del cambio”. Díaz también se ha dirigido a Rajoy para pedirle que “dé un paso atrás para favorecer el diálogo”, algo que a su juicio reclama “la calle”.

Madina y Chacón

Tras el apoyo de la presidenta andaluza a Vara, se han expresado en la misma línea el diputado Eduardo Madina -quien en 2014 disputó a Sánchez la secretaría general del PSOE- y Carme Chacón, miembro de la Ejecutiva socialista.

“El honor de ser del mismo partido que Guillermo Fernández Vara”, ha tuiteado Madina ante el comentario de Díaz. “Hoy más que nunca mi afecto y apoyo a Vara. El respeto a la libertad de opiniones es fundamental en democracia y debe serlo en el PSOE”, le ha seguido Chacón.

Rubalcaba, predecesor de Sánchez en la secretaría general, ha ido más lejos y ha calificado de “lamentable” la actitud de Ferraz. “El PSOE es un partido que nació para defender la igualdad y la libertad de todos los ciudadanos; las dos cosas son inseparables. Ciudadanos entre los que están, por supuesto, nuestros compañeros de partido. Defender su libertad, también la de expresión, forma parte del ideario socialista”, ha escrito en su perfil de Facebook. Elena Valenciano, actual eurodiputada socialista y exnúmero dos de la formación, ha compartido la reflexión de Rubalcaba.

El líder de Juventudes Socialistas, Nino Torre; el senador José Martínez Olmos; el concejal madrileño Antonio Miguel Carmona; y otros muchos miembros y cargos del PSOE han continuado después con la campaña de apoyo a Vara, poniendo de manifiesto la fuerte tensión existente entre Sánchez y los cuadros del partido. Todo ello en plena campaña de las elecciones vascas y gallegas y a mes y medio de que expire el plazo para que el Congreso elija un presidente del Gobierno si quiere evitar otras generales. Fue precisamente el barón extremeño quien con más firmeza se mostró favorable a una abstención en la investidura de Rajoy si este lograba sumar el apoyo de Ciudadanos y Coalición Canaria. “A ver quién es el guapo” que bloquea ese proyecto, declaró en julio, si alcanza 170 votos a favor. De momento y sin ser capaces de articular una alternativa, frente a ella se mantienen Sánchez, el resto de diputados socialistas, Unidos Podemos y los soberanistas.