Desde hace tiempo suena una musiquilla que de tanto oírse algunos la han creído: Europa tiene manía a las empresas de Estados Unidos. Tras el asunto irlandés de Apple, los fantasmas se oyen con más fuerza. Pero nada más lejos de la realidad, una investigación a WhatsApp en suelo americano demuestra que las fobias, a veces, son imaginarias.

En concreto, la Comisión Federal de Comercio (FTC por sus siglas en inglés) ha confirmado esta semana que está investigando a la aplicación de mensajería instantánea tras los cambios en sus condiciones de privacidad, después de que haya decidido empezar a compartir sus datos con Facebook. Su dueña.

De esta forma se pone de manifiesto que esto no es una obsesión de Telefónica y los grandes operadores europeos contras las compañías OTT (over-the-top). En el pasado 30 Encuentro de telecomunicaciones y economía digital celebrado en Santander, la compañía azul se desmarcó con una polémica propuesta que pretende llevar los datos personales, y su control, a los usuarios. Por tanto, parece que el debate pivota, efectivamente sobre este asunto. Y, como se puede comprobar, no es algo que preocupe solo en suelo europeo.

Sobre lo que ha trascendido de la situación, según diversos medios estadounidenses, la FTC estaría investigando a fondo la situación, a raíz de la reclamación de dos organizaciones de consumidores, y tomaría las medidas pertinentes si fuera necesario. Entiende que este cambio afecta de manera directa a lo acordado tras la compra de WhatsApp por parte de Facebook, pero también añaden desde la Comisión que si no ven nada punible no actuarán. No obstante, la propia FTC tampoco confirma la existencia de la propia investigación, pero como ha habido un cambio en las condiciones negociadas, todo parece indicar que sí se estaría llevando a cabo.

En Europa también hay toque de atención

Una vez visto que no se trata de una manía persecutoria por parte de Europa, se puede abordar sin problema otro frente abierto de WhatsApp en el viejo continente. En este caso no solo esta ‘app’, sino todas las relaciones con la mensajería y llamadas de video, como Skype.

En concreto, la Comisión Europea (CE) va lanza una propuesta en firme con las normas de seguridad que deberán llevar a cabo las OTT para equipararse con el resto de compañías que componen la economía digital. Esta información fue avanzada a mediados de agosto, pero por fin se va a empezar a tramitar en firma a través de esta propuesta.

El objetivo es acercar a WhatsApp y el resto de compañías al marco regulatorio que tienen las empresas de telecomunicaciones. Algo, por otra parte, que las telecos llevan reclamando mucho tiempo.

De este modo, al margen de la privacidad, también se abordarán temas como las marcaciones de emergencia, que actualmente las telco están obligadas a tener. En definitiva, se trata de poner a WhatsApp y compañía en su sitio y lanzar el mensaje de que deben competir siendo consecuentes con las reglas del mercado.

Imagen | ‘whatsappdescargar.com