Este 2016 no será un año que el fabricante español de móviles BQ recuerde de manera amable. Después de tener serios problemas corporativos a nivel laboral y que la competencia le esté comiendo el terreno que había ganado; ahora resulta que se queda fuera del catálogo comercial de Movistar, con todo lo que eso supone.

Los principales fabricantes del sector móvil llevan años trabajando para que sus terminales tengan mejor presencia en el canal distribuidor y no dependan tanto de los operadores de telefonía. Pero al final deben complementar las ventas por ambos sentidos. Por eso, que BQ se haya quedado fuera del catálogo comercial de Movistar, aunque no tuviese muchas referencias, es un golpe simbólico.

Desde el operador azul confirman a SABEMOS que, ahora mismo, no hay en venta ningún terminal de la marca BQ. Tan solo está disponible el stock que quedaba en las tiendas, y una vez que se acabe no estarán disponibles.

Tema relacionado: Fin de las vacas gordas en la venta de teléfonos móviles

Por su parte, el fabricante español también ha confirmado a este medio la situación, y afirman no estar disponibles dentro del catálogo de Movistar. No han querido hacer más comentarios al respecto, y por lo tanto las causas concretas de la situación por el momento se desconocen. Desde motivos económicos a una revisión de contrato con los distribuidores, las causas que han llevado a esta situación pueden ser múltiples.

De momento, BQ sí está disponible en el catálogo de Vodafone,  Orange y Yoigo y, por ahora, no hay indicación de que nada haya cambiado con estas tres compañías. Pero está claro que la situación es diferente. Dentro de los expositores de Movistar ahora mismo hay terminales hechos por fabricantes con menor cuota de mercado que pueden seguir creciendo.

Los problemas que acechan a BQ

Sobre la competencia, el hecho de que ZTE siga creciendo y haya llegado a diversos acuerdos con los operadores, hace que la presión por ganar cuota de mercado sea mayor. Además, pese a que las ventas a través de operadores siguen de capa caída, son un gran escaparate para los fabricantes, sobre todo los de menor tamaño como es el caso de BQ.

El año empezó cuesta arriba. En concreto,  con una serie de despidos que llevó a cabo la compañía y que dejaron un extraño sabor dentro del sector tecnológico porque no se conocían muy bien los motivos. Desde BQ, su cofundador, Rodrigo del Prado, mantuvo durante el mes de marzo que no había ningún ERE planteado. No obstante, en ningún momento pudieron negar que estaba habiendo despidos en la compañía. El motivo era que la campaña de Navidad de 2015 no había sido tan fuerte como esperaba, y de ahí los ajustes de plantilla que se dieron.

De este conflicto laboral, quizá lo más negativo se encuentra en los motivos que ofreció BQ para ejecutar estas bajas. Según afirmó el propio Del Prado, el mercado móvil se ha desacelerado. Argumentaba que ahora ya la gente no compra tantos terminales nuevos y, por eso, la tasa de renovación está bajo mínimos.

Las presiones de precios por parte de compañías a las que no les importa estar en pérdidas para ganar cuota tampoco ayudan, y la ausencia de otras líneas de negocio como las que sí tienen Samsung, LG o Sony, no ayuda.

A partir de ahora comienza la campaña de Navidad y la compañía espera presentar muchos productos. Habrá que esperar para ver si hay remontada y el año termina mejor de lo que empezó.

Actualización: Una versión anterior de este artículo mencionaba presuntos problemas de tesorería. Fuentes de BQ negaron a Sabemos este punto y señalaron que lo único que sí se experimentó fue un agravamiento de la estacionalidad habitual, que está en la senda de la recuperación en el segundo semestre. 

Imagen | ‘bq.com