• Telefónica subirá de 30 a 50 mbps simétricos a todos los clientes que lo pidan
  • Gilpérez defiende la inclusión del fútbol en Fusión: “¿Qué diferencia hay entre incluir el fútbol o regalar una segunda línea?”
  • “No voy a correr por ser el primero en 4K, pero cuando lo dé, se lo daré a todos mis clientes”, afirma.
  • “Todos queremos tener Gobierno, pero la verdad es que hasta ahora nos ha ido bien, y veo actividad incluso en grandes empresas”, subraya.

El presidente de Telefónica de España, Luis Miguel Gilpérez, reconoció este jueves que las nuevas reglas de la Comisión Nacional de Mercados y Competencia (CNMC), que les obligan a compartir sus despliegues de fibra óptica con sus rivales en las zonas con poca competencia, normalmente ciudades y pueblos con pocos habitantes, les ha obligado a cambiar sus prioridades. “Si no fuese regulador, muchos pueblos pequeños tendrían ya fibra en 2017”, admitió, en declaraciones a la prensa.

En el marco de los 30 Encuentros de Telecomunicaciones y Economía Digital que organizan la patronal Ametic y la Universidad Internacional Menéndez Pelayo, Gilpérez reconoció que ahora mismo su “máxima prioridad” está en “conectar a los clientes que ya tienen fibra desplegada y cerrar huecos de cobertura en las ciudades”. De los nuevos despliegues, un 60% se está produciendo en las zonas en las que ya hay competencia y un 40% en las que no.

Una buena noticia: El millón de clientes de fibra de la compañía que tienen fibra con velocidades de 30 mbps, podrá solicitar el cambio a 50 mbps de forma gratuita, y ésta será la opción de serie más baja para nuevos abonados con esta tecnología.

Vodafone y Telecable preparan el lanzamiento inminente de decodificadores con 4K, y Orange les seguirá en 2017. Gilpérez reconoció que están trabajando en ello, pero también incidió en dos aspectos clave: Aún no hay muchos televisores con esta capacidad y Telefónica tiene “la máxima calidad en alta definición en fibra”. “No voy a correr por ser el primero en 4K“, subrayó. En el mismo sentido, insistió en que él no trabaja en función del “sensacionalismo” y que hay cosas en las que prefiere ir a su ritmo. “En lugar de decir que voy a dar 2 gigas, prefiero garantizar que doy 300 megas simétricos a todos mis clientes, que es más que suficiente”, explicó.

Preguntado por el volumen de las franquicias de datos después de la promoción de este verano, que llegó a subir a 20 gigas la capacidad de muchos clientes, Gilpérez reconoció que el objetivo de la compañía es tener tarifas de móvil en fusión con “muchísimos datos”, aunque también hizo énfasis en que tendrá “muchísimos más contenidos”.

Y es que el foco en la producción y los contenidos es clave para la operadora. Defendió Gilpérez la inclusión de un paquete de ocho partidos de serie en Fusión como herramienta promocional. “¿Cuál es la diferencia entre esto y regalar dos líneas?”, se preguntó.

Asimismo, expresó su voluntad de ser una de las grandes de productoras de contenido europeas, con películas y series propias (lanzarán ocho al año). ¿Algunos títulos? La Peste, La Zona, Vergüenza o Dime quien soy. Les respalda en ese propósito en una inversión de 70 millones de euros al año.