La Unión Española Fotovoltaica (UNEF) ha recordado que todos los partidos del Parlamento, a excepción del PP y de la formación satélite UPN, se han comprometido a eliminar el conocido como “impuesto al sol” establecido por el Gobierno en la última legislatura. La energía solar va a estar en cualquier pacto que se firme, concluyen, así que la penalización del autoconsumo tiene los días contados.

“La fotovoltaica y el autoconsumo están en la agenda de los partidos. Estarán presentes en cualquier pacto que tengan que hacer distintas fuerzas, ya que se tienen que poner de acuerdo tres partidos”, ha resumido el presidente de UNEF, Jorge Barredo.

La única esperanza del sector es que el Partido Popular no gobierne en solitario, dado que el resto de formaciones han avanzado que van a reformar la regulación que diseñó el anterior ministro de Industria, el polémico José Manuel Soria, si entran en algún pacto de Gobierno. De hecho hasta el PP se ha visto forzado a admitir en su acuerdo de investidura con Ciudadanos una retirada del contestado “impuesto al sol”, que establece que las instalaciones solares de autoconsumo han de pagar peajes para costear el sistema eléctrico incluso aunque no estén conectadas a la red.

El “impuesto al sol” es un desatino y un agravio a la energía solar, excepto para el Partido Popular. El secretario de Estado de Energía, Alberto Nadal, ha asegurado que no hay que “hacer caso a líneas propagandísticas como la del impuesto al sol, que si pregunta a la gente nadie sabe lo que es”. “Yo no tengo ninguna duda de que la regulación actual no tiene ningún obstáculo al autoconsumo eficiente”, ha indicado en declaraciones recogidas por la Agencia Efe.

No perciben lo mismo las asociaciones de defensa de las energías renovables. La única razón de que la instalación de fotovoltaica en España se haya estancado, según Barredo, es “por las barreras de entrada administrativas que ha puesto el Gobierno y las prohibiciones al autoconsumo”. “Las barreras puramente políticas y de protección de los lobbies eléctricos” están haciendo mella en el mercado, según el presidente de UNEF.

Tanto es así que durante el año 2015 tan solo se instalaron 49 megavatios de potencia en España, de acuerdo con el el Informe Anual de la industria fotovoltaica presentado por UNEF. Esta cifra es inferior que la potencia solar instalada el año pasado tan solo en la ciudad de Bruselas, de acuerdo con el director general de la patronal fotovoltaica, José Donoso.

De esos 49 megavatios instalados, 13 fueron potencia sin conexión a la red, esto es, paneles cuya energía no se vuelca en el sistema de transporte de electricidad sino que es consumida directamente. En concreto, Donoso ha explicado que la mayoría de estas instalaciones se corresponden con estaciones de bombeo de agua para usos agrícolas.

Cerrada la puerta doméstica, a las empresas solo les queda acudir a otros países. “El mercado en España es insignificante. Todas las empresas del sector de España estamos en otros países desde hace mucho tiempo. España no existe, no está en ningún plan de negocio”, ha afirmado Jorge Barredo.

Todo por el hachazo a las renovables y, en segundo lugar, por la regulación del autoconsumo y el “impuesto al sol” que lleva implícito. La política del Gobierno y del Partido Popular retratan la “falta de visión del momento actual y del futuro que hay en la política española”, según José Donoso. Y eso podría tener consecuencias, dado que “España no va a cumplir los objetivos europeos del 2020 en renovables”, según el director general de UNEF. “Ahora ya lo han reconocido”.

La receta de UNEF pasa por eliminar el “impuesto al sol” y las trabas para la instalación de baterías domésticas, además de agilizar los trámites para la autorización de instalaciones de autoconsumo. “No queremos subvenciones, no queremos primas. Sólo queremos unas reglas del juego justas”, ha recalcado el director general, de igual nombre que el escritor chileno José Donoso. Se llevarán el gato al agua siempre que el PP no Gobierne en solitario.

Foto: Flickr – Som Energia Cooperativa