Las grandes empresas chinas van buscando acomodo en España y, poco a poco, empiezan a encontrar las vías de negocio necesarias para que florezcan sus cuentas de resultados. Uno de los casos que más éxito está teniendo es el de ZTE, que desde varios segmentos se está haciendo con una gran posición en el mercado.

Sin ser líder de nada, pero con una fuerte presencia en todas partes de la cadena de valor de la tecnología móvil, ZTE ha querido compartir la experiencia en su país de origen sobre las smart cities. Así, en el marco del 30 Encuentro de Telecomunicaciones y Economía Digital, la board director de ZTE España, Ying Xue, comentó qué pasos debe dar España para convertir sus ciudades en zonas inteligentes.

Antes de empezar con su exposición, Xue sacó pecho con algunos de los acuerdos que tiene en España, como es el caso de Orange, así como los negocios de redes que tiene con otros operadores.

Una vez metida en faena, la directiva de ZTE, una de las pocas mujeres que participó durante la primera jornada de #Telco30, dejó claro que para desarrollar una ciudad inteligente se deben dar dos componentes esenciales: por un lado la implicación de los organismos públicos; y, a su vez, una fuerte inversión privada.

Trajo a colación ejemplos que han llevado a cabo en China. En esa comparación, explicó que España se encuentra, todavía, en fases previas a la situación del gigante asiático. Es más, cifró ese retraso en unos cinco años. Cosa que, por otra parte, supone en ese ámbito un buen negocio.

Por ejemplo, explicó que una primera fase se basa en toda la aportación del big data y la búsqueda de necesidades. Ahí es donde está España por el momento. Además, Xue matizó que nuestro país debería explotar el turismo como un añadido dentro de las ciudades inteligentes.