España se sitúa como el quinto país europeo con los vuelos más baratos. Así lo refleja un estudio comparativo de precios de billetes de avión elaborado por la agencia, y a la vez comparador de viajes, Kiwi.com. De este modo, los datos muestran que el coste medio por cada 100 kilómetros de vuelo nacional e internacional en España es de 7,80 euros. ¿En qué posición queda el resto?

La lista de países con los vuelos más baratos de Europa está encabezada por Rusia (5,29 euros). Le sigue de cerca Portugal con una media de 6,03 euros. Después se encuentran Suecia y Bulgaria (con una media de 7,25 y 7,78 euros respectivamente). Tras ellos se encuentra España, y después quedan Alemania con 8,8 euros de media, Italia y Francia (11,09 y 11,23 euros respectivamente).

Por otro lado,  volar al extranjero es más barato que hacerlo a un destino nacional ya que las aerolíneas de bajo coste ofrecen el menor precio internacional, con 3,31 euros por cada 100 kilómetros frente a los 8,28 euros de los billetes de aerolíneas tradicionales. Así, en el caso de los vuelos domésticos, viajar 100 kilómetros en una compañía de bajo coste suponen un desembolso medio de 7,92 euros y en una tradicional asciende a 11,68 euros.

Para realizar dicho estudio, han sido analizados los precios de más de un millón de vuelos, tanto de líneas tradicionales como de bajo coste para conexiones nacionales desde Madrid a las otras cinco grandes capitales españolas. Para viajes al extranjero, se ha estudiado la conexión de los aeropuertos internacionales con 5 “hub” (centros de redistribución de vuelos).

Si nos fijamos en los datos a nivel mundial, India (2,92 euros por cada 100 kilómetros), Malasia (3,40 euros) y Rusia (5,29 euros) son los países donde es más barato resulta volar. Los precios más altos son los de Catar (45,23 euros), Finlandia (45,77 euros) y Emiratos Árabes Unidos (94,91 euros).

Los 7,80 euros de media de España la convierten en el decimotercer precio más barato de los 74 países.