Uno de los terminales estrella de Samsung para este año, el Galaxy Note 7, ha sufrido un revés de última hora. Por una serie de incidentes que provocaban que el teléfono se quemase durante el proceso de carga, se ha visto aplazado su lanzamiento y están siendo retiradas las unidades que había en el mercado para analizar el problema.

Según medios locales de Corea y la Agencia AFP, Samsung se ha visto obligada a suspender la producción del Galaxy Noyte 7, uno de los terminales más esperados este año. La noticia surge en medio de la feria tecnológica IFA donde la compañía ha presentado otro de sus productos estrella para esta temporada: el reloj inteligente Gear S3.

Fuentes de la compañía confirman a SABEMOS que el fallo en la batería se ha detectado hasta ahora en un total de 35 unidades (ninguna en España). Asimismo, aseguran que solo afecta a la batería y, por lo tanto, con el simple cambio estaría solucionado. El resto del terminal no sufre ningún otro defecto.

Para Samsung se trata de un posible contratiempo por dos motivos. Primero porque en una semana su gran rival, Apple, presenta el nuevo terminal para esta campaña, el iPhone 7. Por tanto, puede que parte de los focos que había conseguido atraer se los lleve la competencia. Por otro lado, la compañía coreana estaba cogiendo un fuerte impulso que le llevaba directo a un gran año de ventas, y este problema le puede acarrear, sobre todo, cierta falta de credibilidad en los dispositivos que pueden llegar próximamente.

Pese a todo, este fallo técnico puede verse como un tropezón de Usain Bolt en los primeros 20 metros de la carrera. Samsung tiene todo de cara este año para continuar con su ritmo de crecimiento. Y la expectativa que había levantado el Galaxy Note 7 a buen seguro que se mantendrá.

La situación en España

Por lo que respecta a la situación en nuestro país, fuentes de la compañía aseguran a SABEMOS que “están dispuestos a cambiar el dispositivo en caso defectuoso“. Es más, invitan a los usuarios que se hayan hecho con un terminal en la preventa a que si tienen miedo, o sienten inseguridad, vayan al servicio técnico de Samsung y lo cambien sin ningún problema.

En cuanto a los planes, según la compañía esperan posponer “poco tiempo” la comercialziación hasta saber que todo está en perfecto funcionamiento.