El líder de Podemos, Pablo Iglesias, ha criticado hoy duramente la gestión del PP y tras recordar los recortes en sanidad, en educación o en derechos, ha afirmado que un Gobierno de Rajoy será un desastre para la gente corriente.

Con un tono casi de mitin, Iglesias se ha declarado orgulloso de su partido sobre el que nadie tiene dudas de que su voto será en contra de la investidura de Mariano Rajoy. “A nosotros no se nos compra ni cedemos a las presiones de los poderosos y los asalariados”.

Iglesias ha comenzado así su intervención en el debate de investidura de Mariano Rajoy, en el que también ha dicho que no puede creer los compromisos del PP contra la corrupción. “Ustedes son la corrupción”, ha enfatizado.

Pacto PP-Ciudadanos

El líder de la formación morada ha aprovechado para decirle a Rajoy que su acuerdo de investidura con Ciudadanos “consolida y endurece” lo peor de las reformas laborales.

En la segunda jornada del debate de investidura, Iglesias ha citado el nuevo contrato temporal, la denominada mochila austríaca o el complemento salarial al mismo tiempo que le ha acusado de negarse a recuperar la negociación colectiva y seguir abaratando el despido.

Además, ha dicho que el acuerdo no recoge medidas para evitar las “muertes en el tajo” y ha recordado que ya han fallecido 500 trabajadores en los últimos doce meses. También ha lamentado que el acuerdo con Ciudadanos no contemple cambiar el artículo 135 que prioriza el pago de la deuda ni cuestiona la ley de estabilidad presupuestaria.

“Ustedes y su filial naranja -ha dicho el líder de Podemos- pretenden seguir aplicando una política económica cuya prioridad absoluta es reducir el déficit público”.

Pide a Sánchez que se decida ya

Iglesias, ha reprochado hoy a Pedro Sánchez que no haya sido todavía capaz de elegir entre facilitar un Gobierno del PP u optar por una alternativa con Podemos, y le ha dicho que “ya es hora de decidirse”.

En su intervención durante el debate de investidura de Rajoy, Iglesias ha elogiado a Sánchez por haber sido capaz de haber resistido las presiones, incluso dentro de su partido, para facilitar un Gobierno del PP.

Le ha dado las gracias por ello, pero le ha emplazado a buscar otra alternativa con Podemos y todas las fuerzas que hoy van a votar en contra de la investidura de Rajoy.