La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha anunciado que autoriza la integración de los negocios comercial y residencial de Metrovacesa en la socimi -sociedad de inversión inmobiliaria- Merlin Properties. Con el visto bueno del superregulador se confirma la creación de la mayor sociedad dedicada al ladrillo de España.

La autoridad de Competencia ha explicado que, en lo que respecta al alquiler de oficinas, hay muchos competidores nacionales e internacionales, por lo que “las barreras de entrada al mercado no son determinantes”. Contra esta decisión cabe la interposición de recurso contencioso-administrativo ante la Audiencia Nacional en un plazo de dos meses, ha indicado la CNMC.

De esta forma, el regulador da luz verde a la creación de la mayor inmobiliaria española, con unos activos totales valorados en 9.317 millones de euros brutos. Gracias a esta operación, Merlin tendrá en cartera más de 4.700 viviendas; además la socimi se convertirá en el segundo operador de centros comerciales de España y en “líder en alquiler de hoteles”, tal y como comunicaron las compañías a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

En virtud de este movimiento, el Banco Santander, que controlaba la inmobiliaria Metrovacesa, alcanzará una participación del 21,95 % en Merlin y del 46,21 % en el capital social de Testa Residencial, la socimi que Sacyr vendió a Merlin.

El valor neto de los activos combinados asciende a 4.927 millones de euros.

La aprobación de la operación por parte de Competencia no ha animado a los mercados: pocos minutos después del anuncio de la CNMC, la cotización de las acciones Merlin todavía se encontraba en terreno negativo, con un retroceso del 0,4% frente al cierre anterior. Se trata de un descenso algo mayor que las caídas del Ibex 35, puesto que el selectivo español está dejándose algunas centésimas en la apertura de este viernes, un día de la semana que algunos inversores aprovechan para recoger sus ganancias.

Foto: EFE