La multinacional sevillana Abengoa va a ingresar más de 300 millones de euros por la venta de 5 plantas de producción de biocombustible en Estados Unidos. Sin embargo, la agencia de calificación de crédito Moody’s ha puesto en duda el éxito del plan de reestructuración de su deuda.

Abengoa tiene 3 problemas menos en EEUU. La compañía va a vender 3 plantas en las que producía etanol a la firma estadounidense Green Plains. Tal y como anunció la empresa compradora en un comunicado, Abengoa recibirá 237 millones de dólares, unos 210 millones de euros al cambio actual.

La multinacional ha informado esta mañana de que a estas 3 fábricas se les suman otras 2 más, adjudicadas a otros compradores, por lo que los ingresos alcanzan los 355,5 millones de dólares (315 millones de euros al cambio actual).

La entrada de ingresos en Abengoa por la venta de estos activos no ha suavizado un ápice el escepticismo de la agencia de calificación de riesgo crediticio Moody’s, que en un informe ha advertido de la incertidumbre que todavía rodea al plan de reestructuración de Abengoa.

La empresa española, en preconcurso de acreedores y al borde de la quiebra durante meses, ha llegado a un acuerdo con sus acreedores -a falta de ser suscrito por un 75% de los tenedores de deuda- gracias al cual pretende reducir su apalancamiento y mejorar el estado de su balance. Sin embargo, Moody’s cree que si se diera el peor de los escenarios posibles, Abengoa tendría una liquidez muy ajustada.

Asimismo, la agencia considera que los retrasos en la puesta en marcha del plan y los problemas en la hoja de ruta de desinversiones de Abengoa, como una caída en la valoración de sus plantas de producción de energía, podrían lastrar su salida de la situación de insolvencia.

El éxito del programa de reestructuración es “incierto”, ha resumido Moody’s, y eso que todo avanza según lo esperado y las desinversiones van viento en popa.

Abengoa aligera en EEUU

Las tres factorías que Abengoa ha vendido a Green Plains se encuentran en Madison (Illinois), Mount Vernon (Indiana) y York (Nebraska) y tienen una capacidad que les permite producir al año 236 millones de galones -893 millones de litros- de bioetanol. Las otras dos plantas vendidas están también en Nebraska, en las localidades de Ravenna y Colwich.

Con la venta de las 5 factorías, Abengoa avanza en su plan de desinversiones, uno de los puntos de su programa de reestructuración, pero también pone fin a los problemas que pudieran surgir con sus proveedores y sus acreedores en el país norteamericano. Aunque los tribunales estadounidenses habían homologado el acuerdo para prorrogar el preconcurso de acreedores, la multinacional hispalense ya había tropezado con anterioridad en Nebraska y la posibilidad de que le crecieran los enanos estaba sobre la mesa.

Pese a haberse desprendido de 5 plantas, Abengoa Bioenergy todavía cuenta con otras 2 instalaciones en EEUU, en Portales (Nuevo México) y Hugoton (Kansas). Por lo tanto todavía tiene más activos que, llegado el caso, podría vender.

Esa sería una de las salidas que podría tomar la compañía sevillana para reforzar su balance, un escenario al que se podría ver arrastrada si su situación no mejora tanto como se espera, tal y como ha advertido Moody’s.

Foto: EFE