• Los populares asumen las medidas anticorrupción de Ciudadanos y Ana Pastor convoca el pleno de investidura para el día 30.
  • Equipos de PP y C’s explorarán desde este viernes un pacto de mínimos al estilo de los alcanzados en 2015 en Madrid, Murcia, La Rioja y Castilla y León.
  • Rajoy y Rivera insisten en pedir la colaboración de Sánchez mientras Iglesias asegura que ha hablado con el PSOE de construir una alternativa. Ferraz lo desmiente.
  • De no haber desbloqueo y disolverse las Cortes el 30 de octubre, las terceras elecciones serían el día de Navidad.

Mariano Rajoy ha aceptado las condiciones que Albert Rivera le había puesto para negociar un acuerdo de investidura. El PP firmará este viernes “en su literalidad” el pacto anticorrupción propuesto por Ciudadanos y compuesto por seis medidas regeneradoras. Antes, esta misma tarde, se ha dado a conocer la fecha para la sesión de investidura, que comenzará el martes 30 de agosto. La primera votación será al día siguiente y, si Rajoy no logra la mayoría absoluta, habría una segunda el viernes 2 de septiembre donde le valdría con sumar mayoría simple. No está ni mucho menos cerca de ninguna de ellas, por lo que el bloqueo tiene visos de persistir y, si se mantiene hasta el 30 de octubre, se disolverán las Cortes y se convocarían nuevas elecciones para el día de Navidad. Los plazos están marcados en la ley.

La presidenta del Congreso, Ana Pastor, ha asegurado que lo único que ha tenido en cuenta al tomar la decisión es la necesidad de que España tenga un Gobierno, sin detenerse en cábalas. Su maniobra se ha producido apenas tres horas después de que Rivera y Rajoy adelantaran que así sería, en cumplimiento de la “condición logística” impuesta por el primero para empezar a negociar con el segundo. Ambos mantuvieron en la mañana del jueves su cuarta reunión en dos meses, de la que salió este acuerdo preliminar: pacto anticorrupción y fecha de investidura a cambio de que Ciudadanos se siente a negociar el ‘sí’ al candidato del PP.

Serán los portavoces de los grupos parlamentarios, Rafael Hernando y Juan Carlos Girauta, quienes rubricarán el pacto este viernes. Acto seguido, se designarán equipos negociadores y los contactos comenzarán esa misma tarde. “Ciudadanos ha conseguido hoy desbloquear la situación”, ha proclamado su presidente, satisfecho por la “fructífera” reunión, de la que sale con Rajoy comprometido a acabar con los aforamientos políticos, reformar la ley electoral o limitar el mandato presidencial.

Rivera ha añadido que el equipo de C’s será reducido porque va a tratar un acuerdo de investidura, no de gobierno, en la línea de los alcanzados el año pasado en las regiones de Madrid, Murcia, La Rioja y Castilla y León. Ni se plantea entrar en el hipotético Gobierno que pudiera salir de esas conversaciones ni tampoco negociar un programa prolijo como el que consensuó con Pedro Sánchez en febrero.

“Hemos dado un paso decisivo para formar Gobierno y que no se repitan las elecciones”, proclama el candidato del PP

Rajoy ha confirmado las palabras de Rivera y ha asegurado que hoy “hemos dado un paso decisivo para formar Gobierno y que no se repitan las elecciones”. No cree que haya rectificación en su postura, puesto que ayer el PP le autorizó a gestionar como mejor considere las conversaciones con Ciudadanos.

El jefe del Ejecutivo ha indicado también que está en contacto con el presidente de Canarias y con la diputada Ana Oramas, persiguiendo el objetivo de sumar el voto a favor de esta última en la investidura, perteneciente a Coalición Canaria. Su intención es, asimismo, “hablar en las próximas fechas con el señor Sanchez”, ya que el PSOE sigue siendo imprescindible para desbloquear la situación.

Rajoy intentará que los socialistas se muevan del ‘no’ a la abstención porque “en el supuesto de que [las conversaciones con Rivera] fueran exitosas”, contaría a su favor con “170 escaños, que no son suficientes”. “Le pediré su colaboración”, ha concluido porque si mantiene la misma postura “tendríamos que ir a elecciones”, “un fracaso sin paliativos” del que “unos tendrían mucha más culpa que los que estamos intentando construir”. Unos comicios que, para más inri, se celebrarían el 25 de diciembre.

Minutos antes, Rivera había advertido de que “quien esté haciendo cábalas para unas terceras elecciones, a mi juicio no puede pretender ser presidente de este país”. Todo ello en un día en el que el líder de Podemos, Pablo Iglesias, ha asegurado que habló recientemente con Sánchez para impulsar una alternativa “progresista” en el caso de que el PP naufrague, extremo que ha sido desmentido por el PSOE a través de un comunicado. “En ningún caso el secretario general ha abordado con ninguna otra formación política la negociación para la formación de un gobierno alternativo ante el hipotético fracaso del señor Rajoy”, afirma Ferraz.