El gigante low cost crece más de un 15% y roza los 20 millones de pasajeros hasta julio, y ahonda la brecha con sus principales rivales. Vueling afloja el ritmo de crecimiento tras el caos de las últimas semanas.

La aviación española se prepara para un año histórico. Los aeropuertos españoles rozaron los 130 millones de pasajeros en los primeros siete meses del año, un 11,8% más, y registraron el mejor julio de su historia, con más de 25,6 millones de viajeros, un 11,1% más que el año pasado.

El sector aéreo está siendo uno de los grandes beneficiados del aluvión de llegadas de turistas a España, que arrancó hace ya cuatro años y que la inestabilidad de destinos rivales del norte de África y Turquía sigue alimentando. El país superará este año con holgura los 70 millones de turistas extranjeros, a los que se sumará la recuperada demanda de los viajeros nacionales.

pasajeros aena julio 2016

Y en pleno boom Ryanair está siendo la que mejor está aprovechando el incremento de la demanda para reforzar su posición de liderazgo en España. La aerolínea de bajo coste, la mayor compañía aérea del mercado español desde 2011, sigue creciendo a un fortísimo ritmo y abre brecha con sus competidores.

Ryanair transportó más de 19,58 millones de viajeros en sus rutas hacia o desde España, con un incremento del 15,56% en lo que va de año. La aerolínea irlandesa ha elegido el mercado español como uno de sus polos de expansión futura, lo que se verá reforzado si finalmente cumple el órdago de frenar su crecimiento en Reino Unido tras el resultado del referéndum del Brexit.

El gigante del bajo coste consigue así ampliar la venta con sus principales rivales. Vueling, tras los problemas de programación que causaron centenares de vuelos cancelados a principios del mes pasado, pierde el ritmo y suaviza su crecimiento hasta el 13,7%, hasta los 12,69 millones de viajeros.

La filial de IAG con sede en Barcelona recortó su crecimiento en julio y elevó su tráfico sólo un 7,8% por el caos aeroportuario que provocó su falta de aviones y plantilla. Vueling ha protagonizado un ambicioso plan de expansión en los últimos ejercicios que le ha llevado a crecer a momentos por encima del 20% y de manera casi permanente a ritmos de dos dígitos. Tras los problemas, ahora parece que afloja.

La británica easyJet, la otra gran low cost europea, se encarama a la tercera posición del ranking del mercado español, con 7,82 millones de viajeros, y un crecimiento relativamente modesto, pero siempre constante, del 5,6%.

Iberia se queda con 7,8 millones de viajeros, y un incremento de más del 10,5%. Sin embargo, su filial de bajo coste Iberia Express, a la que ha cedido buena parte de sus rutas domésticas y europeas, crece aún con más fuerza que su matriz, un 13,3%, y supera los 2,55 millones de pasajeros hasta julio. La suma del tráfico de ambas compañías, que tienen sus operativas totalmente sincronizadas y funcionan en la práctica como una sola red, supera los 10,3 millones de viajeros en siete meses.