El espectáculo del fútbol está muy bien. Pero está mejor cuando da la sensación de que se vende. Por eso, LaLiga sancionará a los clubes que no consigan el 75% de ocupación en la grada opuesta a las cámaras instaladas en la tribuna principal y que se verá por televisión. Aunque pueden estar tranquilos, algunas empresas proponen soluciones al tema.

El próximo 19 de agosto dará comienzo la temporada 2016-2017 de LaLiga Santander. Ante la proximidad, La LFP ya ha presentado el Reglamento para las retransmisiones deportivas, y una de las cuestiones más destacas es que obliga a los clubes a completar al menos el 75% del aforo de su estadio. En caso de no cumplirlo, las multas pueden llegar hasta los 6.000 euros.

Pero los equipos pueden estar tranquilos. Hay algunas alternativas. Una, por ejemplo, la propone Never Empty con su sistema de subasta de entradas. Su CEO y fundados, Matan Ganani, explica algunas de las cuestiones del reglamento, y cómo desde su empresa pueden ayudar.

Ante este asunto, la pregunta que se hacen muchos es la siguiente: ¿por qué ha decidido la LFP tomar esta medida tan drástica? Matan Ganani afirma que “la cuestión principal es que LaLiga no deja de ser una marca, un producto, y por tanto, el hecho de tener imágenes de gradas vacías o semivacías en los campos, va en detrimento de la propia imagen de la marca y de sus intereses comerciales. Además, no hay que olvidar que, para los aficionados, el nivel de engagement con el club y su experiencia en el estadio, es radicalmente diferente en un estadio lleno que en uno con poco ambiente”.

Al contrario de lo que pueda parecer, las dos últimas temporadas hubo un incremento de asistencia en los estadios españoles, llegando a más del 74% de promedio total de asistencia en la 2015-2016 (primera vuelta). “El problema es que muchos equipos tienen promedios realmente bajos”, comenta el CEO de Never Empty, y añade que “exceptuando al Athletic de Bilbao, Atlético de Madrid, Real Madrid y Valencia, el resto de equipos no llegan al 80% de promedio de ocupación en sus respectivos estadios, ni siquiera el FC Barcelona”.

¿Cuáles pueden ser las alternativas?

Una variable para que los equipos de LaLiga puedan conseguir cumplir el objetivo será el precio de las entradas. “A día de hoy, y sobre todo en España, la gente se guía principalmente por el precio de los productos y servicios. Por tanto, no es de extrañar que equipos de media tabla para abajo, donde su entrada más barata puede costar unos 40 euros, nunca llenen su campo y tengan una media de ocupación de 50%”, explica el fundador de Never Empty.

En este sentido, los clubes tendrán que tomar medidas para llenar sus estadios. Una solución para ello es ofrecer a los aficionados la opción de decidir cuánto están dispuestos a pagar por acudir a un partido. Para ello, Never Empty permite a los clubes sacar a la venta entradas por subasta, a través de su plataforma marca blanca integrada a la web del club. “Un club pequeño que venda 50 entradas adicionales mediante este método, puede generar unos 15.000 euros de ingresos extra por temporada, ya que son entradas que de otra manera no se venderían. En el caso de los clubs más grandes, estos beneficios aumentan hasta los cientos de miles de euros”, aclara Matan Ganani.

De esta manera, los clubes no sólo se ahorran los 6.000 euros de multa de la LFP, sino que pueden contar con beneficios adicionales. De hecho, y para los partidos de alta demanda como derbis, clásicos o los decisivos a final de temporada, los clubes podrán crear una fase final de venta con subastas al alza.