Hoteles que gestionan de forma sostenible agua y residuos, restaurantes que respetan la arquitectura de la zona o museos que dan preferencia a proveedores locales son algunas de las medidas que está empezando a tomar la industria turística para ser más responsable.

Un ejemplo de este compromiso fue la decisión de trece empresas del sector turístico de unirse, el pasado mes de enero, a la iniciativa de la Organización Mundial del Turismo (OMT) y la Red Española de Pacto Mundial denominada “Turismo Responsable: un compromiso de todos”.

Europamundo Vacaciones, Fuerte Hoteles, Ilunion Hoteles, Minube, Port Aventura, Tarannà Club de Viatges, Ostelea, Formagrupo, Iberia, NH Hotel Group, Renfe, Segittur y Viajes El Corte Inglés fueron las compañías que se unieron a este acuerdo que, además, incluyó la firma del Código Ético Mundial de la OMT.

Pero esta acción no sólo implica el compromiso de los profesionales del turismo, también de los guías, de la comunidad local y de los propios turistas, han señalado a Efe fuentes del Centro Español de Turismo Responsable.

Hasta ahora, estas responsabilidades se asociaban con el ecoturismo, los viajes solidarios o comunitarios pero, en la actualidad, según el Instituto de Turismo Responsable (ITR), este tipo de vacaciones ha adquirido una visión más amplia.

Para la OMT, los viajes responsables son aquellos que aumentan los beneficios socioeconómicos y, a la vez, disminuyen el impacto negativo para el medio ambiente, el patrimonio cultural y la sociedad, prácticas que se “deben aplicar a todos los viajes”.

Además, este turismo no implica un gasto mayor para ninguna de las partes, “ni para la administración pública ni para las empresas ni para el viajero”.

En este sentido, el Centro Español de Turismo Responsable ha destacado que existen viajes de toda gama de precios y comodidades, otra idea errónea que tiene la sociedad sobre estas vacaciones.

“Es un mito que los viajes de turismo responsable implican servicios básicos o instalaciones más rudimentarias”, ha destacado el Centro Español de Turismo Responsable.

El ITR ha añadido que el turista “alcanza una tranquilidad mayor cuando se tiene la certeza de que el viaje va a tener un efecto positivo en el destino”.

Según el Instituto de Turismo Responsable, las personas que optan por este tipo de turismo son las que “con menor frecuencia padecen síndrome posvacacional.

Aunque no se puede calcular el número exacto de personas que viajan de esta forma, el ITR ha señalado que ya son más de treinta millones de turistas los que apuestan por hoteles y destinos sostenibles con la marca Biosphere.

Esta marca es el certificado que otorga el Instituto y reconoce a las compañías y destinos turísticos “que cumplen con los requisitos de sostenibilidad de acuerdo a los diecisiete objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas”.

Para garantizar que el impacto negativo del turismo quede reducido a su mínima expresión, tanto la OMT como el ITR han coincidido en que se deben realizar campañas de sensibilización y concienciar a todos los actores involucrados de la importancia de la responsabilidad turística.