La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) ha sancionado al Banco Popular con un millón de euros por una infracción “muy grave” en la comercialización de productos financieros entre enero de 2009 y noviembre de 2011.

La disposición, publicada este miércoles por el Boletín Oficial del Estado (BOE), confirma la multa impuesta mediante orden ministerial en abril de 2015, al considerar que el banco infringió la normativa en materia de información.

El organismo ampara su decisión en el artículo 79 bis de la Ley del Mercado de Valores, que obliga a las entidades que presten servicios de inversión a mantener “adecuadamente informados” en todo momento a sus clientes por medio de comunicaciones imparciales, claras y no engañosas.

El texto prevé que todos los inversores, incluidos los cualificados, reciban, de manera comprensible, documentación acerca de los riesgos asociados a los instrumentos financieros.

La resolución, firmada por la presidenta de la CNMV, Elvira Rodríguez, únicamente es firme en vía administrativa, lo que habilita a la entidad a presentar un eventual recurso ante la sala de lo Contencioso-Administrativo de la Audiencia Nacional.