No está siendo un buen verano para Correos. La sociedad estatal ha recibido, por una parte, sendos rejonazos de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) en forma de investigación e informes sobre sus servicios; y por otra, ha sido acusada de intentar llenarse los bolsillos con su última convocatoria de empleo.

La CNMC se ha puesto dura con Correos. Esta semana ha publicado un informe en el que considera que durante el año 2015 ha descendido la calidad del servicio de entregas de la Sociedad. No obstante, el regulador indica en su informe anual que lo que sí ha mejorado es el tiempo medio de atención en las oficinas de Correos, en una media de 1,8 minutos con respecto a la frecuencia de atención registrada en el 2014.

Pero todo lo demás ha ido a peor. En concreto, los plazos de entrega, tanto de la carta ordinaria como del paquete azul, sufrieron un empeoramiento con respecto, no sólo al año 2014, sino también a los precedentes.

Tema relacionado: Telefónica mantiene el pulso de la fibra con la CNMC, pero sigue invirtiendo

En el informe, la CNMC destaca que el 93% de las cartas enviadas llegaron a su destino en tres días o menos, mientras que un 98% se entregaron en cinco, y en el caso de los paquetes de menos de 20 kilos, el 77% llegaron a su destino en tres días o menos, lo que representa una desviación del 2,67% con respecto al ejercicio anterior.

A la vista de los resultados obtenidos en 2015, Competencia señala que Correos debería adoptar las medidas necesarias para frenar esta tendencia negativa en los resultados del plazo de entrega y, en todo caso, dar cumplimiento a los objetivos señalados en el vigente artículo 45 del Reglamento Postal.

Investigada por no facilitar la competencia

El consuelo para Correos en el segundo de sus problemas veraniegos es que no está sola. Y es que la CNMC ha incoado un expediente sancionador contra un total de diez empresas de mensajería y paquetería que operan en España, por posibles prácticas restrictivas de la competencia.

El regulador indicar que la investigación de basa en las “posibles prácticas anti competitivas” de no agresión destinadas al reparto de clientes.

Entre las empresas incluidas en este expediente, se encuentra Correos Express Paquetería Urgente y su matriz, la Sociedad Estatal Correos y Telégrafos; DHL Express Iberia S.L.; Federal Express Corporation Sucursal en España, y General Logistics Systems Spain. Así como, International Courier Solution; MBE Spain 2000 Redyser Transporte; TNT Express Worldwide Spain; Tourline Express Mensajería y United Parcel Service España Ltd.

Los inspectores de la CNMC realizaron visitas a mediados de noviembre del pasado año a las sedes de varias de estas empresas, observando indicios de una infracción contraria a la normativa de defensa de la competencia en el mercado español de la mensajería y paquetería empresarial.

Ofertas de empleo ¿para recaudar?

A finales de julio, Correos presentó una oferta pública de empleo. En total 1.606 puestos. Lógicamente hubo muchos candidatos que, como suele suceder en este tipo de convocatorias, tuvieron que pasar por caja abonando las pertinentes tasas.

El problema, según cuenta Vozpopuli, es que previsiblemente la mayoría de esos puestos van a ser ocupados por empleados temporales de la compañía, según fuentes sindicales. Por lo tanto, habría un sobreexceso de demanda que no sería necesaria pero que, sin embargo, habrán pasado por caja.