El optimismo es un arma de doble filo. Sobre todo en el ámbito empresarial. Al final son los datos quienes dan y quitan razones. De ahí que ZTE, tras haber duplicado su cuota de mercado en el último año en España, pueda sentirse apoderada de un ‘optimismo justificado’.

De momento, el fabricante chino, va cumpliendo plazos y metas. El pasado mes de abril, en un encuentro con su directora de marketing, Jia Wei, dejaba entrever que su umbral de crecimiento con respecto a la cuota de mercado podría estar este año por encima del 6%. Reto desbloqueado, al menos según los últimos datos de la consultora Ideas Originales de Investigación que les otorga una cuota del 6,5%.

Más tarde, a mediados de junio, en una entrevista con SABEMOS, Wei dejaba claro que la intención de ZTE en España es situarse entre los tres primeros fabricantes. Y, pensando más allá, ese es el mismo escalón que quieren alcanzar a nivel mundial para 2020. En territorio español, como las cuotas de mercado salen a cuenta gotas cuando las publican las diferentes consultoras, los últimos datos de hace unos meses dejan a Samsung y Huawei liderando el mercado de manera holgada, y por detrás a Apple, con poco más de un 8%.

Tema relacionado: Primos y enemigos

Tras ellos, el fabricante español BQ y el coreano LG. Asomando en sexta posición durante la primavera estaba ZTE, que ahora puede haber sobrepasado a estos y, lo más importante, debe estar muy cerca de la compañía de la manzana. Tanto, que no es de extrañar que para finales de año pueda haberse puesto en tercer lugar, tal y como adelantaba Wei en la entrevista.

Los pasos a seguir

En este 2016 bastante exitoso para ZTE, la compañía ha conseguido también colocar por primera vez tres smartphones entre el ‘Top 10’ de los más vendidos en junio en España, lo que constata -según la empresa- que actualmente es “una de las marcas más demandadas a la hora de comprar un dispositivo gracias a su calidad-precio en todas las gamas”.

La estrategia de la multinacional en 2016 se ha basado principalmente en dos pilares básicos. Por un lado, el aumento de la oferta de smartphones de ZTE en todas las gamas con la llegada de dispositivos como el Blade L3 o el Blade A452 en entrada de gama y gama media y, por otro lado, con el lanzamiento en España de terminales de la familia AXON, como el Elite y el Mini, de gama alta, o el recién llegado ZTE Blade V7.

No solo de móviles vive ZTE

Por si fuera poco, ZTE descarga presión en su batalla por la venta de terminales móviles. Según la propia directora de Marketing, la compañía tiene una gran diferencia con otros fabricantes chinos, en caso de que lleguen a España, y es que argumenta que “en ZTE no solo hacemos móviles, realmente somos un proveedor global en el sector de telecomunicaciones. Nosotros no solo hacemos la parte de hardware, de producto, otra pata importante de nuestro negocio es la parte de infraestructura. Eso quiere decir que nosotros tenemos mucha más capacidad de innovar e invertir en la parte de investigación y desarrollo. Cada año invertimos el 10% de nuestros ingresos en I+D, algo que yo creo que es un dato importante a tener en cuenta”.

Ante este contexto, la compañía tiene motivos para creer que puede sobrepasar a Apple en ventas. Por ejemplo, y pese a que les gusta el canal libre, la venta asociada con operadores es muy importante, y esta es una pata que deben mejorar. Y pese a que ya no supone el mismo volumen de ventas que hace años, sigue siendo muy fundamental.