La tiranía del giga ha llegado. El teléfono móvil ha pasado de ser un aparato con el que llamar, a ser un dispositivo para conectarse a internet. Y no siempre hay un wifi cerca. Por lo tanto, se debe hacer uso de los datos contratados. Ahí es donde Movistar, Orange y Vodafone están viendo un negocio que empezará a ser muy rentable en breve.

Hasta ahora, los tres grandes operadores lloraban por no rentabilizar las inversiones hechas para ampliar su red móvil. Se trataba de una queja doble. Por un lado, los usuarios querían mejores redes y coberturas, y eso les obligaba a invertir más, pero no siempre con el retorno esperado. Por otra parte, arremetían con las compañías OTT (Facebook, Google, Amazon…) porque hacían negocio con sus infraestructuras, mientras que ellos no invertían. Pero todo eso ha cambiado.

Según el operador virtual Lycamobile, si un usuario utiliza una hora al día sus redes sociales, el consumo mensual aproximado supera los 2,5 GB. Solo haciendo eso. Nada de videos, ni descarga de música, visita a webs… ¡Solo con las redes sociales!

Tema relacionado: Samsung y Huawei llevan su guerra a las tarifas de los operadores

¿Qué pensará ahora el expresidente de Telefónica, César Alierta, sobre las compañías que se aprovechan de sus redes? Sobre todo porque, gracias a ellos, pueden elevar el precio de sus tarifas sin ningún problema (y de forma justificada).

Y es que los grandes operadores han sido muy críticos con Facebook y las compañías que ofrecen servicios web. Pero ahora, curiosamente, estas empresas son las que están haciendo disparar el consumo de datos móviles. Con el uso de imágenes, los videos autorreproducidos, gifs… Si hace apenas un año el consumo medio estaba por debajo de 1 Gb, ahora se antoja algo ridículo. Por eso, los grandes operadores estiran sus tarifas para contratar más datos, y a mayores precios.

A pagar por megas

No hay término medio en las tarifas. Si un usuario quiere gastar menos de 20 euros al mes, tendrá que entrar con cuentagotas en internet a través de su móvil. Si no quiere estar mirando su factura cada dos horas; o contrata alguna alternativa virtual, o saca la cartera.

Así quedaría la situación. Pagar más de 30 euros al mes, o estar condenado.

tarifas

Por el momento, lo máximo que ofrecen los operadores oscila entre los 5 GB de Movistar, 6 GB de Orange y los 10 GB de Vodafone (más megas adicionales a precio de gasolina). Eso sin contar con la famosa Sinfín de Yoigo, que ofrece 20 GB. Además, este será el camino marcado, porque el consumo no deja de aumentar. Y no solo eso. Los servicios más demandados, por ejemplo redes sociales o plataformas de video, siguen creciendo y teniendo cada vez más usuarios.

En los próximos meses los tres grandes operadores tendrán que cambiar y adaptar sus tarifas. Todo parece indicar que será al alza y con facturas altas. Bien es cierto que demandadas por los usuarios, pero en plena sintonía con las OTT, esas compañías que hace unos meses eran “muy malas”.

Imagen | Flick – ‘Cristian Ungureanu