“Me llamo Bond, James Bond”. Una buena frase, pero quizá no para el horario infantil. La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha impuesto a Atresmedia una multa de 270.002 euros por inclumplir la Ley General de Comunicación Audiovisual al emitir en horario protegido para menores la película 007: Licencia para matar con la calificación de acta para todos los públicos.

La resolución de la CNMC considera que Atresmedia Corporación de Medios de Comunicación es responsable de la comisión de dos infracciones administrativas graves. ¿Por qué? Por haber emitido en su canal Mega, de emisión nacional, la famosa película de 007 el día 26 de octubre de 2015 entre las 15:23:25 y las 18:04:30 horas, parte de ella en horario de protección reforzada para los menores de edad.

Las razones de la multa a Atresmedia

La CNMC estima que por la temática abordada, escenas e imágenes, la película presenta unos contenidos audiovisuales inadecuados para los menores de 12 años que pueden resultar perjudiciales para su desarrollo físico, mental o moral. Así, establece que estos hechos incumplen lo dispuesto en los artículos 7.2 y 7.6 de la Ley General de Comunicación Audiovisual (LGCA), en relación con las conductas tipificadas en los artículos 58.3 y 58.12 de la misma ley.

Por todo esto, el organismo ha impuesto a Atresmedia dos sanciones por un importe total de 270.002 euros. La CNMC ha recordado que contra esta decisión el grupo mediático podrá interponer un recurso contencioso-administrativo ante la Audiencia Nacional. Para ello, dispone de un plazo de dos meses a partir del día siguiente al de su notificación.

007: Licencia para matar

007: Licencia para matar (1989) es la decimosexta entrega de la saga de James Bond y la segunda (y última) protagonizada por Timothy Dalton. También es la primera de 007 en no ser grabada en Reino Unido, pues debido a problemas presupuestarios se trasladó la producción a México y Florida.

¿Y qué tiene para que le haya caído una multa a Atresmedia? Es una de las películas más oscuras y violentas del agente del MI6. Bond ha sido suspendido del Servicio de Inteligencia Secreto británico y mientras tanto se entretiene persiguiendo al narcotraficante Franz Sánchez. Con escenas de acción por todas partes, consiguió una recaudación superior a los 156 millones de dólares en todo el mundo. Pero Bond, ándate con ojo si te dejas ver en horario infantil, la CNMC vigila.