Desde hace semanas había un runrún. Cada vez era más intenso: Hailo estaba perdiendo presencia en Madrid. Algo podía pasar. Hasta que pasó. Las dos apps de reserva de taxi más grandes que operan en España, Mytaxi y Hailo, han alcanzado un acuerdo para fusionar sus negocios. La noticia ha caído como una bomba en el sector del taxi, donde los recelos hacia este tipo de aplicaciones no es algo nuevo.

El ‘enemigo público’ para los taxistas es Uber. Le siguen de cerca Cabify y la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC). A este selecto club se ha unido la futura compañía que formarán Mytaxi y Hailo tras anunciar su fusión.

Hace un mes, la principal gremial del taxi, Fedetaxi, dejaba claro en declaraciones a SABEMOS que no tienen nada en contra de estas dos aplicaciones para pedir taxis, pero que desconfían de ellas tanto, o más, de lo que hacen con Uber. La atención al cliente, la supuesta exclusividad que exigen a los taxistas… son múltiples los caballos de batalla que tienen abiertos frente a estas dos aplicaciones. Y ahora, una vez fusionadas, parece que con más motivo.

Tema relacionado: ‘Apps’ y taxistas, una relación al filo de la navaja

De momento se desconoce cómo se llevará a cabo la integración, tan solo ha trascendido que habrá una progresiva migración de clientes y taxis de Hailo a Mytaxi que espera estar concluida para final de año, pero Fedetaxi ya tiene las armas en firme.

Fedetaxi desconfía de la fusión

Cuando no han pasado ni 24 horas desde que ambas compañías hicieran pública la operación, desde Fedetaxi ya han mostrado su escepticismo sobre la compañía resultante. Para ello, curiosamente, han pedido a la CNMC que revise la fusión “escrupulosamente”.

No obstante, deja un recado para el regulador, pidiendo que “mantenga el mismo celo que ha exhibido contra los taxistas en los últimos meses”. Desde la gremial consideran que la operación debe ser revisada con detalle por si “atentase contra las leyes de competencia”.

Las quejas de Fedetaxi no son nuevas. Pese a que nunca han visto ningún tipo de ilegalidad en la actividad desarrollada por Hailo y Mytaxi, siempre han recelado sobre sus servicios y la capacidad que tenían para conseguir que muchos taxistas se unieran a su causa. Por eso, ahora que van a ser una compañía con mayor músculo financiero, se han apresurado para posicionarse en contra.

Según el presidente de Fedetaxi, Miguel Ángel Leal, “las dos multinacionales buscan claramente repartirse el mercado del taxi en duopolio con Uber“. Además, alude a otra de sus grandes preocupaciones, el uso de datos. En concreto argumenta que “el manejo de big data en materia de movilidad, viajes y turismo que entre ambas manejarán no sólo las sitúa en una posición de dominio en estos sectores, sino que pone en riesgo la gestión del servicio público de movilidad por parte de las administraciones locales y por supuesto la posibilidad de competir por parte de las actuales aplicaciones y emisoras de taxi de las grandes capitales europeas”.

Por último, desde Fedetaxi disparan a varias direcciones sobre todo lo que no les gusta de esta futura compañía. Denuncian que ambas empresas son absolutamente opacas respecto a su red de taxistas proveedores y clientes de dichas aplicaciones, lo que unido a sus agresivas políticas comerciales con descuentos y tarificación paralela, aclaran, pone en riesgo y desvirtúa las tarifas públicas de taxi aprobadas por los ayuntamientos y CCAA de España.

Lo que se podría esperar de ‘MyHailo’

Al margen de las críticas de Fedetaxi, que lógicamente están sesgadas por el propio interés de la gremial, sí hay aspectos que la futura compañía, tras la fusión de Mytaxi y Hailo deberán tener presente.

Por ejemplo, el sistema de puntuación de taxistas y conductores. Si al final buscan un servicio de calidad y diferenciado, deberán, por un lado controlar quienes se asocian a su plataforma; y por otro, llevar un control exhaustivo para la valoración de los mismos, de cara a que los clientes pueden tomar decisiones en consecuencia.

Por otra parte, se espera que una vez fusionadas ambas compañías, la flota disponible aumente (de verdad). Hasta ahora, en días señalados, la disponibilidad de estos taxis asociados a las aplicaciones era bastante limitado. Y, en concreto, se trata de estos “días especiales” cuando los usuarios demandan el mejor servicio.