El mayor grupo financiero de España, el Banco Santander, ha obtenido un beneficio neto de 2.911 millones de euros durante el primer semestre de este año, tal y como ha informado la entidad a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Esto supone un descenso del 31,7% con respecto al mismo periodo de 2015, una bajada que el banco ha achacado a la ausencia de efectos contables extraordinarios que se produjeron el año pasado y también a distorsiones producidas por los tipos de cambio.

En un comunicado, Santander ha explicado que su división en Brasil recuperó generó 835 millones de euros de ganancias extraordinarias en el primer semestre del año pasado porque pudo recuperar parte del dinero que había provisionado debido al deterioro del negocio y de la economía brasileña, en general, un efecto contable que no se ha repetido entre enero y junio de este año.

Pese a todo, según la presidenta del Banco Santander, Ana Botín, “Santander Brasil evoluciona incluso mejor de lo previsto, con un crecimiento del beneficio atribuido del 6% en moneda local”.

La otra mácula que ha empañado los resultados semestrales del gigante rojo ha sido la de las divisas, dado que el Santander ha visto cómo las monedas locales de los mercados en los que participa el conglomerado financiero perdían fuerza con respecto al euro. Si no se hubieran producido estos perjuicios por los tipos de cambio, Santander se habría anotado un beneficio ordinario de 3.280 millones de euros, un 8% más que en la primera mitad de 2015.

En cuanto a las fuentes de ingresos del Banco Santander, el crédito neto a su base de clientes se ha contraído un 2% durante el primer semestre hasta quedarse en 783.457 millones de euros, mientras que los depósitos de los clientes han descendido un 2,3% frente al año pasado, con un total de 671.903 millones.

No obstante, el banco ha destacado que el número de clientes ha crecido un 9% tras añadir a su bolsa 1,1 millones de consumidores, mientras que las empresas que han confiado en la entidad han subido un 13%.

La ratio de morosidad del grupo se ha reducido de un 4,64% a un 4,29%, mientras que el capital de máxima calidad (conocido como “CET 1 fully loaded”) sobre el total -con el que se amortiguarían posibles deterioros del negocio- ha pasado de un 9,83% a un 10,36%.

Por geografías, el Banco Santander ha obtenido el 57% de su beneficio en Europa y el otro 43% en América. La mayor aportación a las ganancias ha provenido en este semestre del Reino Unido (20% sobre el total), mercado al que siguen Brasil (19 %); España (15 %) y México (7 %).

En España el banco ha ganado hasta junio 616 millones, un 8% más que en el mismo periodo del ejercicio de 2015.

Foto: Efe