Felipe VI transmite a los líderes su inquietud por la situación política española, que sigue sin esbozar un pacto de gobierno tras siete meses de interinidad. Coalición Canaria propone que toda la oposición se abstenga para que la legislatura eche a andar. Foro pide reformar la Constitución para que el partido más votado gobierne si no hay acuerdo mayoritario y Nueva Canarias culpa al PP de la falta de avances. 

“Preocupado”, “muy preocupado”. Así ha encontrado el diputado de Nueva Canarias, Pedro Quevedo, al Rey Felipe VI, con quien se ha reunido este martes en el Palacio de la Zarzuela. El jefe del Estado ha transmitido su inquietud por la incapacidad de los líderes políticos para encontrar una salida al bloqueo institucional que tiene a España con un Gobierno en funciones desde hace siete meses.

Quevedo ha sido el primer diputado en ser recibido por el Monarca, en su condición de representante de la fuerza minoritaria. Tras él acudirán desde hoy y hasta el jueves otros 13 líderes, los de todos los partidos presentes en el Congreso salvo ERC y EH Bildu, que han declinado participar en la ronda de entrevistas.

Quevedo (Nueva Canarias) cree que “sería dramático” que Rajoy rechazara el encargo del Rey

Las audiencias llegan con las principales fuerzas atrincheradas tras sus líneas rojas y sin que se atisbe acuerdo alguno para formar gobierno. En estas condiciones, el PP ha insinuado que Mariano Rajoy no aceptará ir a la investidura. Si Ciudadanos y PSOE no le garantizan la reelección, todo apunta a que de nuevo Rajoy rechazará la nominación, si es que el Rey no se adelanta y elude proponer un candidato por la inviabilidad de que reciba la confianza de la Cámara.

“Sería dramático”, en opinión de Quevedo, que el presidente en funciones declinara el encargo de Felipe VI. El PP, ha dicho haciendo suyo el discurso de Pedro Sánchez, debe buscar apoyos en sus afines ideológicos, siguiendo la “senda” de la sesión constitutiva de Cortes, donde se entendió con Ciudadanos, Convergència y PNV para formar la Mesa. La ausencia de negociaciones para desencallar la situación es para Nueva Canarias el síntoma inequívoco de que Rajoy “está trabajando para unas terceras elecciones más que para alcanzar la gobernabilidad”.

“Los acontecimientos no ayudan a ser optimistas”, ha declarado Quevedo, admitiendo que la posibilidad de una investidura la semana que viene, como pretendía el jefe del Ejecutivo en funciones en un principio, es una quimera. El Rey no le ha hablado de escenarios distintos a una nominación a finales de semana, tras concluir la ronda de consultas, aunque lo más probable es que la interinidad se mantenga y añada además el agravante de carecer de candidato a la investidura, algo no previsto en la Constitución y que llevaría al país al “limbo”, al “vacío político”, en palabras de Nueva Canarias.

En enero, cuando Rajoy declinó el encargo, Felipe VI optó por ejecutar una nueva tanda de audiencias y postular a Sánchez, que sí estaba por la labor de intentarlo. Fue así como pudo ponerse en marcha la cuenta atrás para disolver las Cortes a los dos meses del “no” del Congreso al aspirante. Algo que sin un líder dispuesto a acudir a la investidura, no puede hacerse. La situación hace que el jefe del Estado se muestre “más serio” y “más preocupado” que en la anterior legislatura, según el primero de los líderes en entrevistarse con él.

Oblanca (Foro) critica “la actitud pertinaz de bloqueo” que percibe en PSOE y Ciudadanos

“Puedo compartir esa impresión”, ha asegurado después el representante de Foro Asturias, Isidro Martínez Oblanca. El Monarca “es muy conocedor de la situación” y esta es “una situación que preocupa”, según Martínez Oblanca, que en Zarzuela ha vuelto a defender su apoyo a los populares, con quienes se presentó en coalición el 26-J. “He ratificado ante el Rey el apoyo de Foro a la investidura de Mariano Rajoy como candidato ganador de las elecciones”, ha argumentado, criticando a continuación “la actitud pertinaz de bloqueo y contumaz de obstaculización por parte de los partidos perdedores”.

Reforma constitucional

Para Foro Asturias, se hace aconsejable “una modificacion de nuestro sistema institucional en el marco de reforma de la Constitución” para evitar ese “limbo” al que hacía referencia Quevedo y al que abocaría la ausencia de un candidato a la presidencia del Gobierno. En su opinión, habría que implementar un sistema similar al de los Ayuntamientos, donde gobierna el líder de la lista más votada si nadie alcanza la mayoría absoluta.

Oramas (CC) reclama la abstención de toda la oposición: “A esto hay que darle una salida”

Ana Oramas, miembro de Coalición Canaria y tercera diputada en ser recibida por el Rey, ha propuesto que todas las fuerzas de la oposición se abstengan para que la legislatura eche a andar y el PP tenga que negociar “proyecto a proyecto”, habida cuenta de que no se puede articular un pacto programático. “Soy pesimista a corto plazo, espero que a medio plazo se muevan las fichas”, ha señalado sobre la posibilidad de que pueda haber sesión de investidura en breve.

Oramas cree que la incógnita no está en si el Monarca postulará al líder popular, “sino en si Rajoy acepta” y lamenta que “no ha habido movimiento” desde las elecciones para tratar de desbloquear la situación. Lo que debe abrirse, en su opinión, es “un periodo de negociación” y no de reflexión, como dice el presidente en funciones, en caso de que PSOE y Ciudadanos mantengan sus posturas invariables a lo largo de la semana.

Coalición Canaria rehúsa tildar de “preocupado” a Felipe VI y prefiere indicar que lo percibe “consciente de las dificultades del momento, de los enrocamientos que hay”. También matiza que su voto ante una posible investidura de Rajoy no está decidido, como en muchas ocasiones se ha dicho, sino que dependería de las circunstancias en que el PP pidiera la confianza de la Cámara y de si previamente se ha iniciado o no alguna negociación. De seguir las cosas igual, Oramas es partidaria de facilitar la gobernabilidad con esa abstención colegiada de toda la oposición porque “a esto hay que darle una salida”.

Ya por la tarde, el portavoz de Unión del Pueblo Navarro (UPN), Javier Esparza, ha ratificado su apoyo a la candidatura de Mariano Rajoy, con quien se presentó a las elecciones de forma coaligada. UPN estima que el 26-J arrojó un mensaje claro: debe gobernar el PP y lo debe hacer pactando “todo” con otras fuerzas. Si las posiciones actuales no se mueven, se avanzará hacia el síntoma claro de “inmadurez política” que supondría repetir los comicios. “España no se merece unas terceras elecciones”, ha añadido el diputado navarro, antes de pedir “cintura y flexibilidad” a Rajoy y que PSOE y Ciudadanos “se dejen de zarandajas” para “permitir que en este país haya un Gobierno”.

Alberto Garzón, líder de IU y último diputado de la jornada en pasar por Zarzuela, ha manifestado su deseo de que el PSOE abandone la “partida de póker” que mantiene junto a PP y Ciudadanos, en la cual todos quieren que gobierne Rajoy pero socialistas y naranjas rechazan asumir “el coste político” de avalar su candidatura. Garzón emplaza a Sánchez a “explorar” una vía alternativa: el pacto con Unidos Podemos y los nacionalistas e independentistas. Para ello, ofrece a los parlamentarios de IU como “potenciales aliados y mediadores”.

De seguir defendiendo lo mismo que hasta ahora, asegura, el PSOE estaría conduciendo a España a otros comicios. En opinión de Garzón, oponerse a la investidura del líder popular y al mismo tiempo rechazar participar en una alternativa es estar “empujando a terceras elecciones”. “Nos gustaría que lo intentara, que transite ese camino” que le propone IU, ha concluido.