La operadora estadounidense de telecomunicaciones Verizon prosigue con su estrategia de comprar colosos de Internet que no están en su mejor momento y ha cerrado la compra del negocio principal de Yahoo por 4.830 millones de dólares (4.400 millones de euros) para integrarlo con AOL.

Lejos han quedado los tiempos en los que Microsoft llegó a ofrecer 44.000 millones de dólares, casi diez veces más, por la compañía de Internet. Eso fue en 2008.

Además de la marca, entre las actividades incluidas en la transacción están portales populares como Yahoo Sports, Yahoo Finance, Tumblr o Flickr, así como la sede californiana de Sunnyvale. Se sumarán así a otras propiedades de AOL como Techcrunch, Huffington Post o Engadget.

Todo con el objetivo de “proveer de una conexión multipantalla a consumidores, creadores y anunciantes”, en palabras del CEO de la compañía, Lowell McAdam. Aunque parece que la CEO de Yahoo, Marissa Mayer, seguirá en la compañía durante la transición, no está claro cuál será su papel ni por cuánto tiempo.

Yahoo quedará integrada con Yahoo a cargo de Marni Walden, vicepresidenta ejecutiva de Verizon y presidente de innovación de productos y organización de nuevos negocios. Pero, a falta de ver el papel de Mayer, buena parte del peso caerá sobre Tim Armstrong, CEO de AOL.

Los activos restantes serán la cartera de patentes, la participación de un 15% en Alibaba, valorada en 32.000 millones de dólares y la la división japonesa de Yahoo, valorada en 8.000 millones.

Cuando se complete la operación, en el primer trimestre de 2017, lo que queda en Yahoo pasará a ser una sociedad de inversión cotizada con un nuevo nombre.