Pocas sorpresa en la tercera edición de los premios nacionales de la moda: Roberto Torretta, Neck&Neck, El Corte Inglés o el programa ‘Flash Moda’ de TVE se han hecho con los galardones más codiciados en una gala marcada por la vertiente económica e internacional de la industria.

“La moda es una industria en constante transformación. Es también economía creativa, es creación de puestos de trabajo, innovación, ¿qué no es la moda?”, explicó la Reina Letizia en el discurso de clausura de la tercera edición de los Premios Nacionales de Moda en el Museo del Traje.

Por tercer año consecutivo estos galardones reunieron el pasado jueves a lo más granado de la industria textil y de confección nacional, en una gala con guiños constantes al creciente peso del sector en la economía nacional y a su importancia como exportador de la ‘marca España’.

El diseñador Roberto Torretta ha recibido uno de los premios más reconocidos y codiciados en la industria: el galardón a la trayectoria profesional del artista. Nacido en Argentina, el diseñador tiene desde 1972 su residencia en España y lleva dos décadas desfilando en las mejores pasarelas del mundo. Creativo y, sobre todo, empresario. Logró levantar un gran imperio de la nada que actualmente cuenta con presencia en los principales mercados latinoamericanos y europeos.

El premio a la pyme con mayor incidencia en la industria ha sido para la marca de ropa infantil Neck&Neck, también con fuerte presencia internacional en Latinoamérica, China y Estados Unidos. Tampoco ha faltado un guiño a los grandes distribuidores nacionales con la concesión del galardón honorífico a la cadena de grandes almacenes El Corte Inglés.

En el ámbito de la comunicación ha sido premiado el programa ‘Flash Moda’ de TVE, presentado por Nieves Álvarez. El formato competía con veteranas publicaciones como la editorial Conde Nast o la revista ELLE.

El Ministerio de Industria, Energía y Turismo destacaba así la labor de la industria de la moda dentro de la economía española más allá de los “duros años de crisis”. Un sector que no sólo es clave a nivel nacional, sino que representa casi el 8% de las exportaciones españolas, el 4,2% del empleo y concentra el 2,7% del PIB.

“El sector textil y moda representa en España unos 11.000 millones de euros en valor agregado y emplea a más de 270.000 personas. Por cada euro adicional de demanda que satisface este sector se producen casi dos euros en el total en otros sectores económicos. La industria de la moda en España es uno de los exponentes más visibles en el mundo, no solo de nuestra creatividad, sino también de la capacidad de innovación y competitividad del sector, de nuestra economía y sobre todo de nuestras empresas”, señaló Begoña Cristeto, secretaria general de Industria y Pyme, durante su intervención.

Entre los puntos fuerte de la moda española está su creciente internacionalización. El sector es uno de los pocos que mantuvo los datos positivos durante los peores años de la recesión y en 2015 alcanzó un nuevo récord hasta superar los 18.000 millones de euros.

La Reina Letizia hizo hincapié en esta cuestión durante su discurso, porque al final con los diseños también se internacionaliza la ‘marca España’ y su “modo de ver la vida”.

“La moda española es excelente y reconocida. Una de las industrias más importantes para España, que pese a las dificultades siempre ha mantenido la línea ascendente de calidad y el deseo de crecer y llevar más lejos nuestro modo de ver la vida”.