Tras la llegada de Amazon Prime Now a Madrid, con su reparto en una hora, hemos preparado un experimento casual en SABEMOS, destinado únicamente a probar la compra ‘online’ de la nueva referencia y de dos de los clásicos del sector, Mercadona y El Corte Inglés. No es muy científico, pero nos ayuda a conocer algunas claves del sector.

La prueba es muy sencilla. Hemos escogido antes de entrar en la web algunas cosas que necesitamos habitualmente en la redacción del periódico o que podrían servir para celebrar algo. Así pues, hemos escogido una caja de cápsulas de café, botellas de agua marca blanca, un pack de 12 latas de Coca-Cola Light, una bolsa de patatas fritas, un litro de helado de fresa, un bote de queso crema con nuez para untar, media docena de manzanas granny smith, una botella de vodka Stolichnaya, un paquete de nachos y un bote de salsa para mojarlos.

Veamos cómo fue la cosa.

El Corte Inglés

Tiene, sin discusión, la mejor aplicación para el móvil del mercado. Diseñada por la empresa Grability, que trabaja con varias empresas por todo el mundo, permite entrega a domicilio o recogida ‘click&car’. La presentación y los tutoriales de la plataforma son magníficos, y la experiencia de compra es tan sencilla como ir echando productos a la cesta.

“Crecimos acompañando a nuestras madres a hacer la compra. Aprendimos con la experiencia y la hicimos nuestra. La experiencia que conoces, ahora donde y cuando quieras. Lanza los productos a la cesta como siempre lo has hecho. Ahórrate el viaje y los clicks. Enamórate de la nueva forma de hacer la compra”. Más allá de que sea ligeramente machista por la referencia a la madre como instructora en el mercado, el protagonista de la aplicación es un chico, lo que ayuda a compensar un poco.

El seleccionador, por pasillos y lineales, funciona genial. El buscador es preciso y la experiencia de compra, diáfana.

Encontramos todos los productos que buscamos, con la sensación de que había una gran variedad donde escoger, con mucha marca blanca Aliada, y el total nos sale por 33,84 euros, que sumando los ocho euros de los gastos de envío asciende a 41,84. La parte de métodos de pago está muy bien dibujada, con la opción de pagar vía Paypal o con la tarjeta de compra de El Corte Inglés o tu tarjeta de crédito habitual. Incluye, ademá, la opción de comprar “un último antojo”.

Un pedido realizado por la mañana de un jueves te lo entregan desde las 9 de la mañana. Falta el horario de 10 a 12, pero la mañana está bastante despejada. Si el pedido hubiese sido de más de 120 euros, no habríamos pagado gastos.

¿En suma? Una experiencia muy agradable de compra.

Amazon Prime Now

Directamente, un desastre. No hay cajas de 20 cápsulas de café, así que escogemos dos paquetes de diez. No hay agua mineral de marca blanca y elegimos Fontvella, la más barata. No hay patatas fritas con aceite de oliva, y escogemos una alternativa. ¿La crema de queso? Sin nueces. ¿Las coca-colas? No tienen packs y no hay forma de comprar más de diez unidades de cada producto. ¿Manzanas? Te las mezclan con artículos de cocina, con zumos y hasta con gel hipoalergénico. Poca variedad. ¿Vodka? No hay Stolichnaya. ¿Helado? No tienen helados. Ni muchos, ni pocos, ni ninguno.

No es que sea fácil, difícil, rápido o lento hacer la compra en Prime Now. Es que ha sido imposible hacer la compra que queríamos. Para colmo, recordemos que Amazon sólo funciona en Madrid y que sólo está activo para clientes que ya pagan todos los años por el servicio Premium.

¿Mejorará el servicio con el tiempo? Sin duda. ¿Para conseguir una entrega rápida en una urgencia es ventajoso? Sin discusión. Pero por el momento el servicio destaca por sus limitaciones.

Mercadona

La cadena de Juan Roig tiene un sistema de venta online que, como me han reconocido en alguna ocasión, está hecho casi para desincentivar el consumo, ya que creen que no les sale demasiado a cuenta y prefieren llevar gente a las tiendas. Con gastos de envío de 7,49 euros, es el más barato de los envíos analizados.

Hacemos la compra como estaba previsto salvo algunos pequeños problemas, como que en helado no hay una tarrina básica de fresa, sino sólo una variante de un litro de tres gustos. También aquí nos quedamos sin nuestro vodka, así que escogemos el más caro que ofrece Mercadona, de marca Absolut.

Aunque las entregas para el día siguiente están bastante ajetreadas, pese a encontrarnos en julio, todavía hay un hueco el viernes por la mañana. Esto en mayo es bastante más complicado.

¿El precio? 35,3 euros, transporte incluido. Descontando los gastos de transporte, nos encontramos con una compra mucho más barata que la de El Corte Inglés. Concretamente, un 17% más barata. Incluso si la compra hubiese sido de 120 euros y nos hubiésemos ahorrado los gastos de envío, con Mercadona habríamos pagado cerca de un 10% menos.

Carrefour

Muy buena variedad, muy buena experiencia tanto a través de Internet como mediante la aplicación para el móvil.

Te da, además, la opción de escoger los productos en función del código de barras a través del móvil, siempre que estén activos en tu punto de venta.

Todo resulta fácil y agradable.

¿Problema? Es el coste de transporte más caro para cestas pequeñas. Concretamente, 9 euros. La cesta de la compra es algo más cara que la del Mercadona y más barata que la de El Corte Inglés: 32,84 euros, concretamente. Pero con los 9 euros de gastos de envío se te dispara hasta por encima de los 41 euros, a la altura de la compañía de Dimas Gimeno. Sí, a partir de los 90 euros los costes de envío se reducen y sí, con el sistema de bonificación por compras del Club Carrefour también ahorras algo. Pero ¿compensa?

La entrega también se realiza al día siguiente de efectuar la compra y también tiene la opción de recoger en un centro comercial.

¿Conclusiones?

Mercadona es, con diferencia, el más barato de los supermercados analizados, con la peor experiencia de usuario y El Corte Inglés tiene la mejor aplicación, pese a darnos la cesta de la compra más cara. Carrefour ofrece una buena relación calidad-precio que se ve mermada por un transporte muy caro. Sólo Amazon Prime Now entrega en una hora, pero es un producto con innumerables limitaciones y que por ahora sirve más para emergencias que para realizar la compra diaria.

Imagen | ‘midietacojea.com