La transformación digital se ha consolidado como el camino a seguir para el crecimiento de los sectores. Pero aún queda mundo por descubrir. La consultora Everis lo tiene claro y se marca como objetivo apostar por la inteligencia artificial para seguir aumentando ingresos.

“El año ha sido extraordinario para Everis. Hemos crecido un 20% con un Ebitda de 74,3 millones de euros, un 42% más que el año anterior” Así lo ha anunciado Pepper, el primer empleado robot de Everis durante su encuentro con los medios, o “Antonio Machín” como le llaman sus nuevos compañeros. Y es que la consultora quiere seguir apostando por la transformación digital de forma activa, pero en otros ámbitos. Lo que podría traducirse en disminuir las ganas de innovar en aplicaciones (por ejemplo) para empezar a hacerlo en nuevos ámbitos (por ejemplo ¿robots?).

“Desde nuestro punto de vista, la tecnología que va a crear más revolución en los modelos de negocio es la inteligencia artificial. Tanto en software como en hardware” explica Benito Vázquez, Consejero Delegado de Everis y compañero de mesa de Pepper.

Pero no solo eso, detrás de la inteligencia artificial, surgen otras tecnologías que han despertado el interés de la compañía, como la innovación en ámbitos como “el big data y analytics, e incluso otros que también dan más dinamismo, como el Internet de las cosas, el ‘cloud computing’ o movilidad.

UN “SUMA Y SIGUE” DE BENEFICIOS

Por otro lado, la consultora ha estado de buen año. Durante su último ejercicio fiscal (del 1 de abril de 2015 al pasado 31 de marzo) elevó un 20 % sus ingresos hasta alcanzar una facturación de 816 millones de euros. Con un incremento del 42 % de su resultado bruto de explotación (ebitda), hasta los 74,3 millones de euros.

En Europa fue el mayor mercado de Everis el año pasado, donde destacan Reino Unido y Bélgica por sus mayores crecimientos. En España (donde concentra prácticamente el 50% de su facturación total) creció un 19 % hasta 474 millones, mientras que en Italia y Portugal subieron su facturación un 13 % y un 11 %, respectivamente.

Cruzando el charco, Estados Unidos registró un crecimiento del 56,5 %, seguido de Perú, alcanzando el 42,5 %, y Argentina con un 35,3 %. Brasil y México siguieron siendo los mercados más importantes con 50 y cerca de 40 millones de facturación respectivamente seguidos de Colombia y Chile.