Se acabó la opacidad en los presupuestos madrileños. O al menos, ése es el objetivo. Fuentes parlamentarias confirmaron a SABEMOS que se ha puesto en marcha un grupo de trabajo para cambiar el procedimiento de elaboración y presentación de las cuentas de la Comunidad de Madrid, y que muy probablemente de ahí salgan importantes obligaciones de transparencia para una de las áreas más opacas del Gobierno de Cristina Cifuentes: la Sanidad.

“Si el 1 de noviembre se presentan los presupuestos, a principios de septiembre deberían estar, como muy tarde, las liquidaciones completas del ejercicio anterior, presentadas en hoja de cálculo y no en papel, como hasta ahora, y muy desglosadas”, informaron fuentes socialistas en la Asamblea.

“Hasta ahora, la única forma de conocer el gasto en sanidad privada era en bloque, cuando lo normal es que se desglose partida por partida para comprobar y fiscalidad la eficacia del gasto público”, explicaron.

Esto podría llevarse a cabo a través de una resolución de la Presidencia de la Asamblea que introduzca cambios en la Ley de Presupuestos.

“El actual es un sistema oscurantista que demuestra la escasa cultura democrática del PP. Ya sucede con las listas de espera, que hasta el propio Partido Popular reconoce que se han gestionado mál. Es importante que haya más transparencia y mejores instrumentos”, destacaron.

Si bien los socialistas dudan que vayan a contar al 100% con el apoyo de Ciudadanos en esta batalla, desde el campo de Ignacio Aguado apuestan exactamente por lo mismo.

“Es lo que siempre hemos defendido. Adelantar la información y tenerla en un formato utilizable para analizarla a fondo y con el mayor grado de desglose posible”, explicaron fuentes del partido ciudadano.

Si todo avanza como está previsto, los madrileños tendrán más información que nunca sobre cómo se ha gastado el dinero público, especialmente cuánto se ha invertido en el sistema privado alternativo gestionado por Quironsalud en la Comunidad.

El gasto público en la Comunidad de Madrid, descontando el pago de la deuda, se redujo en 2.676 millones de euros entre 2009 y 2014, periodo en el que se perdieron 15.000 empleos públicos, 6.000 de ellos en sanidad y 5.000 en educación. Es el dato más relevante del informe Cartografía de los recortes elaborado por CCOO de Madrid a partir de los datos publicados, precisamente, en las liquidaciones de los Presupuestos autonómicos por parte de la Secretaría General de Coordinación Autonómica y Local del Ministerio de Hacienda y Administraciones.

A medida que los presupuestos se conozcan con mayor desglose y permitiendo la comparativa interanual, se podrán realizar más y mejores esfuerzos en este sentido para mejorar la eficiencia del gasto público madrileño.