Mercadona reina con sus marcas blancas, con hegemonía de Hacendado, en el comercio electrónico de alimentos. Sin embargo, pronto podría acabarse la paz en su reino. ¿Y quién viene a traer la guerra? Amazon y sus marcas de distribuidor.

Amazon ha decidido apostar por las marcas blancas. Según inform a ‘The Wall Street Journal‘, la compañía estadounidense lleva varios años trabajando en sacar nuevas líneas de marcas blancas que sobre todo se van a centrar en los alimentos perecederos, aunque también incluirán otros productos como los frutos secos, especias, té, café, alimentos para bebés, vitaminas y artículos para el hogar tales como pañales y detergentes para ropa.

Eso sí, tendrán que tener cuidado con los riesgos particulares que conlleva la producción de alimentos. Amazon vigilará que sus nuevas marcas de alimentos frescos y/o perecederos cumplan con los controles de calidad necesarios.

Con el lanzamiento de estas líneas de productos, los de Jeff Bezos quieren ganar ventas en un mercado que reporta grandes beneficios y conseguir una ventaja potencial en la elaboración de nuevos productos por delante de sus propios proveedores. ¿Y por qué reporta tantos beneficios? Porque con las marcas blancas se ahorra en costes de marketing y de desarrollo de marca. Además, Amazon cuenta con una enorme cantidad de datos de sus clientes que pueden servirle para predecir qué productos tendrán una mayor demanda.

Pero una de las claves de esta apuesta de Amazon es que no solo incluye en su oferta online marcas de distribución propias sino que también oferta marcas blancas de otros. Es en este punto donde el gigante del retail se adentra en un mercado no explorado que le puede llevar a convertirse en un supermercado en Internet de multitud de marcas de distribución.

Las marca de distribución españolas en Amazon

Como ya adelantó SABEMOS, en España ya hay marcas blancas que han entrado bajo el poderoso paraguas del comercio electrónico de Amazon. La marca Gourmet, que pertenece al grupo Miquel, cuenta en Amazon.es con más de 300 referencias que compiten con las “primeras marcas” en la oferta de productos de alimentación y droguería. 

Esta enseña, que se ofrece como marca de distribuidor en los supermercados SUMA y Spar, tiene colocados en Amazon varios productos de alimentos básicos que van desde frutos secos a gaseosa. Así, Gourmet ha logrado situarse como una alternativa más barata de los artículos de las marcas de fabricante. La empresa de ecommerce ya declaró que en esta estrategia está abierta a todas las marcas posibles para ofrecer a sus clientes la mayor selección posible de productos.

Vender tu propia marca blanca en Amazon

Por supuesto, esto ya ocurre en Estados Unidos. The Selling Family cuenta el caso una empresaria ha conseguido vender sus productos en Amazon y ganar unos mil dólares en menos de tres semanas. La mujer se inspiró a su ve en otro empresario que empezó a colocar sus productos en la plataforma de venta online y consiguió 100.000 dólares de ventas en solo un mes. Todo un negocio.

Pero, ¿cómo lo hizo? A partir de un producto de marca de distribuidor, generó una marca propia para venderla después a través de la plataforma de retail. Una idea que permite ahorrarse todos los costes de producción.

¿Cómo combatir la marca blanca?

Forbes señala que los consumidores cada vez están más cómodos con las marcas de distribuidor y las ven intercambiables con las marcas de fabricante. Según la publicación, más del 80% de los consumidores consideran que los productos “blancos” ofrecen tan buena o menor calidad que sus homólogos de primeras marcas. Por ello, se han disparado las ofertas de marcas de distribuidor.

La innovación se postula como la principal estrategia a seguir por las grandes firmas para combatir a las grandes marcas. Los productos de distribuidor están captando la atención de los consumidores gracias a su capacidad de adaptarse a sus gustos en lo que se llama “personalización del consumidor”.

Las marcas de fabricante están encontrando problemas a la hora de adaptarse, con lo que su cuota de mercado se reduce y tratan de suprimir costes para crear valor para los accionistas. Sin embargo, desde Forbes apuntan que para vencer a Amazon y sus marcas blancas la única salida es que las grandes firmas innoven. Que tomen nota también en Mercadona.