La aerolínea easyJet informó este jueves de que afronta dificultades por la caída en las reservas a causa del “brexit” y la crisis en Turquía, si bien registró un aumento del 5,8 % en el número de pasajeros en el segundo trimestre del año.

En un comunicado, la aerolínea indicó que entre abril y junio transportó 20,2 millones de pasajeros, un alza del 5,8 % respecto al mismo trimestre de 2015, mientras que los ingresos en el periodo disminuyeron el 2,6 %, hasta 1.196 millones de libras (1.338 millones de euros), y la tasa de ocupación fue del 92 % frente al 91,7 % de hace un año.

Según la aerolínea de billetes baratos, las reservas en el trimestre se han visto reducidas desde que el Reino Unido votó a favor de la salida de la Unión Europea (“brexit”) en el referéndum celebrado el pasado 23 de junio.

La consejera delegada de easyJet, Carolyn McCall, admitió hoy los problemas de la aerolínea a causa de una serie de factores, entre ellos las huelgas de controladores aéreos franceses; el mal tiempo, que obligó a cancelar numerosos vuelos, y la tragedia aérea de la compañía Egyptair en el Mediterráneo.

Las dificultades más recientes estuvieron relacionadas con la volatilidad de la libra como resultado de la decisión tomada por los británicos en el plebiscito de junio, así como el atentado de la semana pasada en Niza y el intento de golpe de Estado en Turquía.

“A pesar de esto, easyJet transportó más pasajeros y consiguió un factor de carga más alto durante el trimestre”, agregó McCall, que indicó que la aerolínea aplica un fuerte control de los costes.

En cuanto al futuro, la aerolínea indicó que la situación económica es “incierta” a raíz del “brexit”.