Number 26, el que podría ser el banco del futuro, acaba de recibir la licencia bancaria que le permite operar y prestar servicio como entidad financiera en toda Europa.

Esta startup nació en 2013 en Alemania y cuenta con alrededor de 200.000 usuarios. Ahora, la autoridad de regulación financiera de Alemania (BaFin) y el Banco Central Europeo le han otorgado la licencia que le permitirá crecer en el continente europeo y competir en nuevos ecosistemas financieros.

De esta forma la empresa consigue más libertad e independencia a la hora de operar, con el objetivo de mejorar la estructura y tecnología que funciona en todo el espectro bancario. “La licencia nos permitirá llevar productos innovadores adicionales al mercado, a partir de las próximas semanas“, explica Markus Gunter, director general de la nueva operación del Banco N26.

“Esta licencia bancaria es un paso adicional importante para nosotros para cambiar de forma sostenible la cadena de valor en la banca minorista. Esto nos permitirá mejorar significativamente la diversidad de nuestra cartera de productos. Para nuestros clientes, esto significa que el acceso a los mejores productos financieros“, señala Valentin Stalf, fundador y CEO de N26. “Estamos muy contentos de que los reguladores tengan confianza en el éxito de nuestro modelo de negocio.”

Desde el lanzamiento de su producto, N26 se ha convertido en uno de los principales proveedores de servicios bancarios móviles gracias a la combinación del diseño de sus aplicaciones, las cuentas personalizadas, la banca en tiempo real, los productos innovadores como CASH26 (retiros de efectivo para minoristas) o MoneyBeam (transferencias de dinero a través de SMS o correo electrónico en tan sólo unos segundos.

N26 apostará por asociarse con las fintechs más innovadoras. Pues en el futuro esperan que los usuarios de N26 tengan acceso a los mejores productos de ahorro, de inversión, de crédito y de seguros directamente en su aplicación móvil.

Su modelo de negocio se basa principalmente en los ingresos de transacciones con tarjetas y los ingresos por comisiones de los socios financieros. Esto es algo que reduce la dependencia de las fluctuaciones de los mercados de capitales.

Además de por la obtención de la licencia, N26 está de enhorabuena tras conseguir el pasado mes de junio 40 millones de dólares en su última ronda de financiación.