Se terminan de despejar los obstáculos a los que se enfrentaba MásMóvil en su compleja operación corporativa. La compañía que dirige Meinrad Spenger tiene, al fin, el compromiso de los bancos para la sindicación de la deuda que precisaba para completar las compras de Yoigo y Pepephone.

Fuentes próximas a las negociaciones confirmaron a SABEMOS que, tras la entrada definitiva de Providence, las dudas de los bancos se han disipado y que finalmente se completará la financiación sin mayores problemas, lo que elimina el último obstáculo para cerrar la transacción y empezar a disipar los problemas operativos.

La sociedad de inversión Zegona, que hasta el último momento había estado pendiente de un posible tropiezo, ha dado ya por hecho que no hay nada que hacer y, salvo que saltase alguna sorpresa mayúscula, ha abandonado su interés activo en esta operación.

La llegada de Providence y, en menor medida, de otros inversores, va a provocar cambios drásticos en la compañía. Uno de los retos a los que se enfrentan, como hemos señalado en numerosas ocasiones en SABEMOS, es cómo diantres compatibilizar a dos directivos absolutamente incompatibles, como Eduardo Taulet (Yoigo) y Pedro Serrahima (Pepephone). Es absolutamente imposible que ambos ocupen posiciones operativas en seno del mismo grupo.

Otra consecuencia inmediata de la llegada de Providence es que el plan de Eduardo Taulet de cambiar el proveedor mayorista de red a Vodafone desde Movistar, no va a salir adelante. O al menos no de forma directa.

Por más que Taulet haya transmitido oficialmente a Telefónica que no van a extender su acuerdo de roaming, fuentes próximas a Telefónica confirmaron a SABEMOS que desde la llegada de Providence se ha retomado el diálogo para firmar un nuevo acuerdo mayorista con los azules y dejar el cambio previsto a Vodafone como “plan B” en caso de que se tuerzan dichas negociaciones.

Si las conversaciones entre Taulet y Movistar eran inviables, debido a las malas relaciones creadas durante los últimos años, la irrupción del fondo, que en esta operación está liderado por John Hahn, va a servir para limar asperezas y llegar a lo que todo el sector considera la solución más razonable para conseguir sinergias de la compra de Pepephone.

Recordemos, por tener antecedentes, que la Ono controlada por Providence y con Hahn como consejero consiguió, en su momento, uno de los primeros acuerdos de operador móvil virtual firmado por Telefónica, en una época en la que la compañía presidida por Luis Miguel Gilpérez era especialmente selectiva a la hora de firmar este tipo de pactos.