La energética está comprometida con el desarrollo del transporte sostenible y dispuesta a invertir en un mercado que registra “un crecimiento exponencial”. La estrategia de Endesa se basa en tres pilares: desarrollo de productos, divulgación e innovación tecnológica, además de contar con la colaboración de los principales fabricantes del mercado. España es de los pocos países que fabrica cinco modelos de vehículo eléctricos, lo que suponen más de 30.000 unidades al año que se distribuyen a más de 40 países de todo el mundo.

El reto legislativo está claro: llegar a 2020 con una cuota de vehículos eléctricos del 20%. Sin embargo, el llamado “transporte sostenible” aún sigue siendo minoritario en España. Endesa lleva casi una década en el mercado de la movilidad eléctrica y es consciente de su responsabilidad en el desarrollo y promoción de dichos vehículos como uno de los principales proveedores de electricidad nacionales.

Su papel es facilitar la recarga de los aparatos tanto a particulares como a empresas, ofreciendo un paquete básico en el que incluye tanto el punto de recarga como la infraestructura eléctrica, lo que llaman “propuesta de valor” que se añade a los modelos desarrollados por los fabricantes, con socios como Citroën, Renault, General Motors o Toyota.

El desarrollo de productos para los clientes es el pilar básico de Endesa en este sentido. Un negocio que, aunque todavía es minoritario para la compañía, crece de forma exponencial, según confirman fuentes de la empresa a SABEMOS.

“Es una estrategia básica para nosotros por la que seguiremos apostando. La movilidad eléctrica es el futuro y todos los actores del mercado están invirtiendo en ello”, señalan.

El desarrollo paulatino del vehículo eléctrico tiene una implicación importante en la industria de automoción instalada en España. España es de los pocos países que fabrica cinco modelos de vehículo eléctricos, más de 30.000 unidades al año. Vehículos eléctricos que se distribuyen a más de 40 países de todo el mundo.

“Las previsiones de demanda apuntan a que en el mundo se necesitarán más vehículos eléctricos y como España tiene un fuerte conocimiento industrial en este ámbito, nuestro país puede aspirar a fabricar más volumen y más modelos de vehículos eléctricos”, explicó David Barrientos, director de comunicación de Anfac, durante la presentación del último informe de Estrategia de Inversión sobre movilidad eléctrica.

Endesa desarrolla al mismo tiempo una importante labor de promoción y divulgación a través de su propio ejemplo. En este sentido, la compañía desarrolló su Plan de Movilidad Sostenible y Segura, donde incorporaron proyectos como el de la movilidad eléctrica de los empleados, con incentivos y facilidades para la compra de vehículos eléctricos, o el objetivo electrificar un 80% de su flota operativa para 2020, con lo que podrían llegar a sumar unos 3.000 vehículos eléctricos en la compañía.

Además, la empresa energética no duda en extender esta filosofía a todos los niveles. En esta línea, ha puesto en marcha un nuevo plan para electrificar la flota de vehículos de representación de sus directivos (13% de la flota total, unos 340 coches). El objetivo es que dentro de cuatro años, 4 de cada 10 vehículos de este segmento sean híbridos o 100% eléctricos.

Por último, Endesa se ha lanzado a la conquista del futuro por medio de la investigación y del desarrollo tecnológico. En este sentido, la eléctrica cuenta con partners de primera línea como Cepsa o la patronal Faconauto, además de importante proyectos promocionados junto a entidades públicas como los ayuntamientos de Mallorca, Sevilla o Barcelona.

Un ejemplo real de la innovación en la empresa es la iniciativa ecaR (Endesa club de auto-Recarga), basada en la instalación de 6 puntos de recarga rápidos alrededor de la isla para que particulares, flotas o clientes rent-a-car apuesten por este tipo de transporte sin miedo a quedarse sin batería. El proyecto ha sido cofinanciado con Fondos Europeos FEDER y cuenta con una App gratuita con la cual el cliente puede visualizar la localización del punto de recarga, realizar el guiado hasta ellos o comprobar su disponibilidad.