La cadena hotelera Room Mate Hotels ha inaugurado su cuarto establecimiento en la ciudad de Barcelona, donde prevé abrir dos nuevos hoteles durante el próximo año.

El Room Mate Anna está situado en la confluencia del Paseo de Gracia con Aragón y cuenta con 81 habitaciones.

El edificio, de carácter modernista y propiedad de Alting Grupo Inmobiliario, ha sido remodelado de forma integral y su decoración ha sido confiada al interiorista Lorenzo Castillo, experto en antigüedades.

El presidente y fundador de Room Mate Hotels, Kike Sarasola, ha destacado en un comunicado que Barcelona es uno de sus principales focos de negocio, ya que “es uno de los adalides del turismo internacional”.

“Nuestra apuesta por aumentar y complementar la oferta hotelera en la ciudad es firme, así que tenemos como objetivo dos nuevas aperturas de aquí a 2017”, ha señalado Sarasola, que ha subrayado que Barcelona “está viviendo un momento crucial para el turismo”.

Room Mate cuenta con 22 hoteles y 1.500 habitaciones en ciudades como Nueva York, Miami, México DF, Florencia, Estambul, Milán o Madrid.