La polémica en torno a la remodelación del Norte de Madrid no sólo acapara titulares a nivel nacional, también ha traspasado fronteras hasta llenar páginas en periódicos de referencia como ‘Le Monde’. La alcaldesa Manuela Carmena es una asidua en los medios internacionales, pero por primera vez el foco de atención no está en su figura sino en su gestión.

La semana pasada, el periódico francés ‘Le Monde’ publicaba un artículo sobre la gestión urbanística de la actual alcaldesa Manuela Carmena en la capital. El diario galo se centró en analizar la polémica “Operación Chamartín”, el macroproyecto impulsado por Distrito Castellana Norte (DCN) y bloqueado hace menos de un mes en la Asamblea por Ahora Madrid y el PSOE.

‘Le Monde’ hace un retrato a grandes rasgos de lo ocurrido hasta el momento en un artículo que titula “Madrid entierra su gran proyecto”. Las cifras del llamado proyecto “Castellana Norte” hablan por sí mismas: 6.000 millones de inversión, 120.000 nuevos empleos, 17.000 viviendas, el rascacielos más alto de Europa, etc..

Sin embargo, el diario francés califica este proyecto como “faraónico” y recuerda que su paralización no es fruto de la gestión de Carmena, sino que suma 23 años pendiente de la aprobación definitiva.

“El PP ha dejado al nuevo Gobierno la responsabilidad de un proyecto demasiado faraónico para no levantar críticas, en un país que no se ha recuperado todavía de la explosión de la burbuja inmobiliaria”, recoge ‘Le Monde’.

De hecho, la publicación liga esta operación a la tradicional forma de gobierno del Partido Popular en Madrid y achaca a la formación el reavivar el proyecto con fines electoralistas de cara a las municipales de 2015.

“El bloqueo se enfrenta a las críticas de la oposición y de los medios conservadores, que recuerdan que la tasa de paro en la capital roza el 13%. (…) La alcaldesa ha propuesto un plan alternativo que choca frontalmente con la política empleada por el PP tradicionalmente. (…) Una pequeña revolución para una ciudad que todavía paga los delirios de grandeza de la década del 2000”, añade el periódico.

En este sentido hace referencia a “Madrid Puerta Norte”, el proyecto alternativo propuesto unilateralmente por el consistorio que tampoco ha estado exento de críticas. El objetivo del plan es que las inversiones pasen a ser mixtas -parte privada y parte pública-, con una reducción de la construcción de viviendas hasta las 4.600 y la reforma parcial de las infraestructuras y áreas afectadas.

DCN sigue apostando por su proyecto

Aunque el consistorio bloqueó en la Asamblea el proyecto de la promotora DCN -participada por BBVA y la constructora San José-, la posibilidad de llevarlo a cabo sigue encima de la mesa hasta el próximo 31 de diciembre.

Las relaciones entre la compañía y el Ayuntamiento de Madrid no atraviesan su mejor momento, después de que DCN anunciara que recurriría ante el TSJM la nulidad del pleno en el que se bloqueó definitivamente su proyecto, además de presentar una demanda por daño patrimonial y perjuicios económicos si continúa el bloqueo.

Sin embargo, la promotora no ha dejado de hacer campaña por la operación “Castellana Norte” en ningún momento. Si hace casi dos meses creaba una oficina en el distrito de Fuencarral para atender las dudas de los vecinos e informar de primera mano acerca de su proyecto, el siguiente paso ha sido sacar un boletín, titulado “La Voz”, explicando los pormenores del conflicto con el consistorio y las ventajas de su propuesta.

En la publicación se recogen tanto declaraciones del presidente Antonio Béjar en una entrevista a Europa Press como de distintos actores que han salido en defensa del proyecto; es el caso del presidente de la Confederación Empresarial de Madrid (CEIM), Juan Pablo Lázaro, o el concejal socialista del Ayuntamiento de Madrid, Antonio Miguel Carmona.