El sector turístico generó casi 90.000 nuevos puestos en el segundo trimestre y crece a un ritmo 2,6 puntos superior al empleo nacional. La industria vive una “época dorada” aunque la demanda interna se ha ralentizado durante los últimos meses.

La temporada estival se ha adelantado y durará más meses de lo normal debido al increíble aumento de la demanda extranjera.  Sin embargo, el mercado nacional no ha estado tan activo en los meses de primavera, los españoles han moderado su consumo turístico tras el “subidón” del primer trimestre y los indicadores siguen creciendo, pero a una velocidad inferior.

“La ralentización de la demanda española no es preocupante. No tiene nada que ver con el impasse político, de hecho esperamos que las tendencias de consumo de los españoles se incrementen en el próximo trimestre”, explica José Luis Zoreda, vicepresidente ejecutivo de Exceltur.

Sea “prestada” o no, la inusual demanda de los tres últimos meses ha generado unos beneficios récord para el sector turístico español. 

El adelanto de la temporada en la mayor parte de los destinos vacacionales ha supuesto la creación de 88.124 empleos adicionales (+5,7%) dentro de la industria. El turismo concentra 1 de cada cinco trabajos en España, con un ritmo de crecimiento 2,6 puntos superior al empleo nacional.

Por otro lado, más del 50% de las empresas turísticas españolas reconocen que han mejorado sus resultados en el segundo trimestre de 2016.

Los destinos de costa vuelven a ser los más cotizados por un perfil de turista extranjero que busca fundamentalmente sol y playa. Baleares, Canarias, Murcia y Andalucía son las comunidades más favorecidas, donde más del 70% de las empresas turísticas han visto incrementados sus resultados en este trimestre.

En la misma línea, las formas de turismo alternativo cada vez tienen más peso en España. País Vasco lidera el crecimiento en el norte -la llamada “España Verde”- con mejoras en los resultados del 81,9% de las empresas.

Otra modalidad son los destinos urbanos, en este caso Madrid continúa recuperando terreno tras los últimos años, con unos números que suben para el 71,4% de las empresas. Barcelona, sin embargo, modera su ritmo de crecimiento con un 4,6% frente al 13,2% con el que cerró 2015.

“Los datos de afluencia se han disparado durante los últimos meses y las expectativas son optimistas de cara al verano. Vamos a observar una insólita y atípica extensión de la radiografía del segundo trimestre”, añade el responsable de Exceltur.