El terrorismo ha vuelto a golpear el corazón de Europa, y esta vez de un modo que, hasta ahora, no se había utilizado: atropellando a personas con un vehículo. Con motivo de la celebración del 14 de julio, fiesta nacional francesa, un terrorista atropelló a decenas de personas en Niza y, posteriormente, fue abatido a tiros por la policía.

Según datos oficiales del Gobierno francés, la cifra de muertos estaría en las 84 personas. También habría muerto el conductor del camión, que fue abatido por las fuerzas de seguridad, según ha confirmado el subprefecto (subdelegado del Gobierno), Sébastien Humbert. El portavoz del Ministerio del Interior, Pierre-Henri Brandet, precisó que el hombre “neutralizado por la policía” era el único que iba en el camión.

Sobre la autoría, el Ministerio del Interior francés informa de que el autor del atentado en Niza era un ciudadano francés de origen tunecino de 31 años, conductor de camiones.

Cobertura en directo: ‘Le Monde

Según explicó el presidente de la región, Christian Estrosi, en declaraciones a “BFM TV” el autor del atentado llevaba el camión cargado con armas.

Brandet, en declaraciones al canal “BFM TV” señaló que las investigaciones se centran ahora en ese hombre -sobre el que no dio otros detalles- y “sobre eventuales cómplices”, aunque a continuación negó que hubiese una toma de rehenes ni ningún grupo de hombres armados en Niza, como habían informado algunos medios.

Las televisiones han difundido imágenes de un trailer blanco de gran tamaño, supuestamente el vehículo utilizado por el agresor para cometer el atentado.

Testigos presenciales han señalado a los medios que se escucharon disparos en el lugar de los hechos, aunque no se sabe cuál era su procedencia. Diferentes vídeos con decenas de víctimas desperdigadas por el suelo y escenas de caos están siendo difundidos a través de las redes sociales.

Algunas imágenes publicadas por los medios franceses muestran cómo fue el caos sembrado por el terrorista:

Primeras reacciones institucionales

El presidente francés, François Hollande, ha regresado de urgencia a París procedente de Aviñón para participar en la célula de crisis reunida en el Ministerio del Interior, informó el Palacio del Elíseo.

Según la presidencia francesa, Hollande se mantuvo desde que se tuvieron las primeras noticias de la matanza en contacto telefónico con el primer ministro, Manuel Valls, y con el ministro del Interior, Bernar Cazeneuve, que esta noche iba camino de Niza para seguir allí la marcha de los hechos, y en particular la atención a los heridos.

El presidente de EE.UU., Barack Obama, fue informado sobre el ataque y “su equipo de seguridad nacional le irá dando información de actualidad cuando sea necesario”, informó el asesor de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, Ned Price, en un breve comunicado.

El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, y los líderes de PSOE, Pedro Sánchez; Podemos, Pablo Iglesias y Ciudadanos, Albert Rivera han expresado en una serie de mensajes su conmoción por este atentado y su condena a esta acción terrorista.

Imagen | @Nice_Martin