Septiembre es el mes por excelencia en el que los de Apple presentan al público sus más novedosos productos y actualizaciones, por ello no es de extrañar que Samsung haya decidido apostar por el 2 de agosto como fecha para el lanzamiento de su último Galaxy Note 7.

La presentación de un nuevo iPhone va siempre seguida de un espectacular incremento de las ventas, siendo así el primer trimestre fiscal (que se corresponde con los meses de octubre, noviembre y diciembre) cuando se obtienen las mejores cifras en Apple. Por ello, la importante caída sufrida en sus cuentas y que los Galaxy S7 hayan conseguido situarse por delante de los teléfonos de los de Cupertino estos últimos meses no debería preocupar demasiado a la compañía estadounidense, ¿o sí?

Samsung contará con una ventaja de algo más de un mes para lograr vender su Note 7 (del 5 se pasará al 7 para unificar la gama Galaxy 7), un smartphone que pertenece a una serie que se caracteriza por su gran pantalla y el uso de un ‘pen’, y que bien podría competir con la versión Plus del nuevo iPhone. Cuanto antes se anuncie, se ponga en preventa y se lance al mercado, antes podrán los usuarios hacerse con él.

Sin embargo, después de que el último Note 5 no llegase a Europa, cabe preguntarse si en esta ocasión volverá a pasar lo mismo. En ese caso, el iPhone 7 tendría vía libre en nuestro país para lograr atraer a los usuarios.

¿Es el Note 7 un dispositivo para Europa?

Los primeros Note de Samsung sí que salieron al mercado europeo, llegando incluso a tener unos buenos resultados de ventas, pero el último Note 5, pensado para el usuario trabajador, parecía no encajar demasiado con la demanda de los europeos, que quieren pantallas grandes para jugar y reproducir contenido multimedia. Esa sería la razón por la que en España Samsung prefirió apostar por consolidar las ventas del Galaxy S6, Galaxy S6 edge y Galaxy S6 edge+, antes que traer un dispositivo como el Note 5, al que no sabrían sacar partido los usuarios españoles.

El Note 7, según se puede leer en la web de Samsung, llegará con una mayor funcionalidad para el S Pen y una gran pantalla, presentándose como el dispositivo ideal para las personas que necesiten una herramienta de trabajo que puedan usar desde cualquier parte. Básicamente las mismas características, aunque mejoradas, con las que contaba el Note 5 y que no se demandaban en Europa.