Parece que los datos avalan el ligero proceso de recuperación del sector de la vivienda que está teniendo lugar en los últimos meses. Casaktua ha elaborado el II Estudio “La demanda de vivienda en España. Tendencias 2016” a partir de más de 1.100 entrevistas realizados en todo el territorio nacional.

Informe Casaktua

Según los datos del estudio, el presupuesto que destinan los españoles a la compra o alquiler de una vivienda se ha incrementado una media del 12% en los últimos 12 meses. La cuantía media para adquirir un inmueble se sitúa ahora en 209.705 euros, lo que supone un aumento del 10% con respecto a los 190.260 de media en 2015. El incremento anual también se hace evidente en el caso del alquiler: un 15% (de 455 euros en 2015 a 522 este año).

A pesar de este aumento, el informe revela que el 54% de los españoles reconoce no tener presupuesto para adquirir una vivienda de más de 150.000 euros. Este porcentaje se situaba el año pasado en el 61%. En lo que respecta al alquiler, el 45% de los encuestados no puede pagar más de 400 euros.

La situación de partida

Para comprender bien el porqué de los datos, el estudio de Casaktua realiza una valoración de cuál es la situación actual en el sector de la vivienda. Los compradores de viviendas se encuentran inmersos en un estado de stand-by a la espera de encontrar una oportunidad. Gran parte de la culpa de que esa oportunidad no llegue lo tiene la inestabilidad laboral, que echa atrás a muchos compradores a la hora de gastar dinero en inmuebles.

Además, muchos de los vendedores de viviendas se encuentran atrapados en sus propias hipotecas y tienen que hacer frente a un parque de viviendas muy amplio a disposición del comprador. Al haber mucha oferta y poca demanda de casas, los compradores están tranquilos y no se sienten presionados para invertir, por lo que tardan más tiempo en comprar. A todo esto también hay que unirle la aparición de nuevas tipologías de familia y el auge de los portales de venta a través de Internet, donde las decisiones se toman a mayor velocidad.

¿Quiénes están buscando casa?

El informe recoge los perfiles de los que están pensando en comprar o alquilar una casa. Una mayoría del 40% de los que buscan un inmueble en propiedad son familias ensambladas (parejas separadas que conviven junto a los hijos de sus parejas anteriores). Entre los que se quieren mudar a un régimen de alquiler, un 25% son jóvenes entre 25 y 34 años, la mayoría solteros. Los pisos siguen siendo la opción más demandada (47% en 2015).

Informe Casaktua perfiles

El Índice Casaktua del Ahorro Inmobiliario

Casaktua ha analizado la capacidad de ahorro, la necesidad de tener aval y el conocimiento que los españoles tienen sobre las hipotecas. En 2016, el índice ha situado el ahorro medio de los españoles en el 35% sobre el coste del inmueble que quieren comprar. Es así que pocos esperan contar con toda la financiación en el momento de adquirir una casa.

En lo relativo al aval bancario, el 52% de los españoles considera que no lo va a solicitar. El 22% no sabe si pedirlo o no y el 21% ve bastante probable solicitar un aval. En materia de conocimiento hipotecario los españoles aprobamos con un 6,1 sobre 10. Teniendo en cuenta estos tres aspectos comentados, el informe concede una nota de 52,9 sobre 100 a los españoles. Aprobamos por los pelos en ahorro inmobiliario.

¿Ha influido la crisis política?

La inestabilidad política que sacude España influye en prácticamente todos los sectores y Casaktua ha querido analizar su impacto en el de la vivienda. El 81% de los encuestados ha afirmado que la situación política de España durante el primer semestre de 2016, con el Gobierno Provisional de Rajoy, ha influido a la hora de comprar una vivienda.

Sin embargo, este impacto no parece ser muy decisivo. Solo el 23% de los encuestados en el informe ha considerado la inestabilidad política del país como principal razón para no buscar una nueva vivienda para compra o alquiler. La incapacidad para pagar una nueva vivienda (37%) y la inestabilidad laboral (36%) son factores que tienen un mayor peso a la hora de no comprar o alquilar.

Desigualdad de sexo en el sector de la vivienda

La diferencia por sexos también existe en este sector. Las mujeres disponen de un menor presupuesto medio para la compra y alquiler de casas que los hombres. En la compra, las mujeres disponen de 175.000 euros mientras que los hombres cuentan con 237.000 euros, lo que supone un 26% más.

En el alquiler, la diferencia es del 10%: 551 euros para los hombres y 496 para las mujeres. Teniendo en cuenta la edad, los jóvenes de entre 25 y 34 años son los que cuentan con un presupuesto menor: 185.000 euros para la compra, 500 euros para el alquiler.