Mientras la inversión de fondos españoles privados aumentó un 42% en el primer semestre, los internacionales inyectaron un 59,4% menos que entre enero y junio de 2015, según los datos provisionales del balance semestral de la Asociación Española de Capital, Crecimiento e Inversión (Ascri).

En total, las firmas de capital privado extranjeras concedieron a los emprendedores españoles 205 millones de euros, un 58% menos que en el primer semestre del año pasado, mientras que el capital riesgo internacional ralentizó su actividad en un 62% hasta un total de 65 millones. En conjunto fueron 270 millones, un 59,4% menos.

“La única razón por la cual no seguimos creciendo como en 2014 es porque las grandes operaciones de los fondos internacionales tardan en materializarse”, ha asegurado el presidente de Ascri, Javier Ulecia. “Esperamos que en el segundo semestre, cuando tengamos un Gobierno sólido y dinámico, todo esto se acelere”, ha añadido.

Pese a que las cifras generales son negativas, Ulecia ha resaltado que “la actividad de inversión de los fondos nacionales sigue siendo muy dinámica” y que “hay dinero”. Además, el presidente de Ascri ha destacado que “no hay un parón de interés de las inversiones internacionales en España sino todo lo contrario”.

Ascri espera que la inversión internacional repunte “cuando tengamos un Gobierno sólido y dinámico”

El capital privado español aportó 374 millones de euros hasta junio, el 48% más, y el capital riesgo nacional de origen privado inyectó 86 millones, un 8% más. De manera agregada, los fondos españoles invirtieron 460 millones, un 42% más.

El capital riesgo público descendió un 72% hasta unos nimios 4,5 millones de euros, mientras que el private equity público bajó un 60% hasta 12 millones de euros.

Teniendo en cuenta a firmas españolas y extranjeras, además de las iniciativas públicas, la inversión que se completó en el primer semestre de este año alcanzó los 1.044 millones de euros, un 29% menos que en el mismo periodo de 2015.

En resumen, son los fondos internacionales los que han provocado un empeoramiento de los datos de la inversión en España. Esto se debe a que las firmas extranjeras suelen ser las que protagonizan las grandes operaciones, de más de 100 millones de euros; en los primeros seis meses de este año ningún fondo internacional completó un movimiento de este calibre.

Ascri matiza en el pie de foto de esta panorámica del capital riesgo que ha habido dos grandes operaciones que aunque se han producido en el primer semestre no se van a cerrar -y por lo tanto a computar- hasta el semestre que viene: la venta de Hotelbeds a Cinven y el fondo de pensiones de Canadá, por un lado, y la compra de la tasadora inmobiliaria Tinsa por parte de Cinven, por otro lado.

“Hay operaciones de fondos que están en marcha, que están siendo analizadas, en fases finales de due diligence”, ha comentado Javier Ulecia. En su opinión, muchos de estos movimientos no cristalizaron durante el primer semestre ante la incertidumbre que iban a generar el referéndum sobre el Brexit y también las elecciones del 26 de junio.

Nuevos escenarios

Precisamente la salida del Reino Unido de la Unión Europea es uno de los escenarios que podrían reactivar el atractivo de España como plaza financiera internacional.

En este sentido, Ulecia ha aplaudido los intentos de las administraciones regionales y locales que han comenzado a trabajar en la atracción de grandes compañías y entidades del sector, como por ejemplo el paquete de medidas anunciado por la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, para seducir a las firmas establecidas en Londres que quieran salir de la City tras el Brexit.

Además, el presidente de Ascri ha afirmado que le consta que se ha producido una reunión entre el Ayuntamiento de Barcelona, la Generalitat catalana y algunos fondos de capital riesgo “para ver qué cosas se podrían hacer para poner a Barcelona en el radar y atraer a compañías que se quieren ir de Londres”.

“Es una oportunidad muy buena. España es un sitio ideal para emprender”, ha resumido Javier Ulecia, quien ha destacado la calidad de la mano de obra española, así como la calidad de vida, la seguridad y las infraestructuras del país. “No se me ocurre un sitio mejor para venir a montar una empresa, mucho mejor que Londres”, ha concluido.

Foto: Flickr – Images Money