Las entidades financieras españolas han recibido con alzas en bolsa la postura del abogado general del Tribunal de Justicia de la UE (TJUE), Paolo Mengozzi, contra la retroactividad de la anulación de las cláusulas suelo hipotecarias.

Los bancos del Ibex se han pasado la última sesión bursátil en verde, aunque al final algunos han cerrado el día en pérdidas. La entidad que más ha defendido la legalidad de las cláusulas suelo, Banco Sabadell, ha concluido con un alza del 3,43%, mientras que Popular y CaixaBank han remontado un 1,83% y un 1,73%, respectivamente.

En general, las entidades han reaccionado públicamente con optimismo a la postura de Mengozzi, que ha dado la razón al Tribunal Supremo español y ha rechazado la retroactividad en las devoluciones por las cláusulas suelo incluidas en contratos hipotecarios.

El Supremo decretó la nulidad de las cláusulas suelo hipotecarias en 2013 pero estableció que la devolución de lo cobrado a los clientes no podía ser retroactiva, esto es, que las cantidades abonadas por los afectados antes de mayo de ese año no iban a volver a sus bolsillos. Las organizaciones de afectados y usuarios de banca como Adicae se posicionaron en contra de esta limitación y exigieron que los importes percibidos por los bancos en virtud de estas cláusulas suelo se devolvieran íntegramente, una decisión que si llegara a admitirse en el TJUE acarrearía pagos de miles de millones de euros por parte de la banca.

“Nosotros estábamos convencidos de que el criterio fijado por el Tribunal Supremo español (…) era conforme al Derecho Europeo”, ha afirmado el director de los servicios jurídicos contenciosos del grupo BBVA, Eduardo Ortega, en un comunicado.

Por su parte, desde el Banco Sabadell han defendido la validez de sus cláusulas suelo y han argumentado que estas condiciones eran “transparentes” y fueron comunicadas a los clientes “con claridad”, según recoge Efe. También han aplaudido la postura del abogado general del TJUE en la Confederación Española de Cajas de Ahorros (CECA), que considera que el informe “aporta seguridad jurídica al sistema financiero español, en la medida en que confirma que la doctrina jurisprudencial del Tribunal Supremo respeta el ordenamiento jurídico comunitario”.

Por su parte, la patronal bancaria AEB ha mostrado su satisfacción por esta postura de Mengozzi, que aunque no tiene validez como fallo judicial sí puede influir en gran medida en la corte de Luxemburgo.

En el lado opuesto se quedan los afectados por las cláusulas suelo, unas condiciones que los bancos nunca más podrán incluir en sus contratos hipotecarios. El presidente de Adicae, Manuel Pardos, ha afirmado que la postura del abogado general “es una pésima noticia sobre todo para Europa”.

“Vamos a seguir luchando para que este gravísimo fraude a millones de consumidores españoles no se resuelva por el argumento que dio el Tribunal Supremo y al que se adhiere el abogado general, de que ‘pobrecita banca española, que ha hecho un fraude enorme y ahora no lo puede pagar porque entraría en quiebra’. El lobby de la banca española ha logrado presionar al tribunal para liberarse de hacer Justicia ante este fraude constante”, ha añadido Pardos.

Foto: Flickr – Adicae