El Govern balear ha anunciado este martes a la compañía aérea Vueling la tramitación de un expediente sancionador por los problemas que ocasionaron a los consumidores los retrasos y cancelaciones de muchos de sus vuelos el primer fin de semana de julio.

El conseller de Territorio, Energía y Movilidad, Marc Pons, se ha reunido en Palma con la responsable de relaciones institucionales de la aerolínea, Silvia Estevil, para informarla del proceso sancionador y conocer qué medidas ha adoptado para evitar nuevas incidencias.

El Govern balear ha pedido a la empresa pública estatal gestora de los aeropuertos, Aena, que le facilite “datos exactos del número de personas afectadas por cancelaciones y por anulaciones”. Con esta información se pondrá en marcha el expediente sancionador, ha explicado el conseller Pons, que ya remitió una carta a la ministra de Fomento, Ana Pastor, en la que le solicitaba que le diese cuenta de las medidas que adoptaba el Gobierno respecto a Vueling.

La representante de la compañía aérea ha explicado que para resolver los problemas generados por la falta de cobertura de la demanda, Vueling ha contratado a más personal de tierra y pilotos, ha realizado mejoras en la página web para informar a los usuarios y ha habilitado un teléfono de atención a los pasajeros.

Se espera un buen fin de semana

Al margen de sanciones, desde Vueling han garantizado que el próximo fin de semana podrá operar con normalidad, sin cancelaciones, aunque podría realizar algunas “reprogramaciones” de vuelos, aprovechando que ha incorporado a su flota un avión Jumbo con mayor capacidad de pasaje.

La aerolínea ha trasladado este mensaje a la Generalitat de Cataluña en la primera reunión de la comisión de seguimiento creada por ambas partes para supervisar la operativa de la compañía en aeropuerto de Barcelona-El Prat.

Mientras Vueling ha recuperado en buena medida la normalidad, las principales aerolíneas que operan en España han trasladado esta semana al Ministerio de Fomento que disponen de los servicios de refuerzo y medios necesarios para atender la demanda de estas fechas.

En cuanto a la operativa del fin de semana del 30 y 31 de julio, y del 1 de agosto, se analizará en la reunión que tendrá lugar el lunes de la siguiente semana.

Según ha contado esta semana el secretario de Infraestructuras y Movilidad de la Generalitat, Ricard Font, Vueling ha informado de las medidas que ha tomado para reforzar su flota y su plantilla y evitar así que se reproduzcan las incidencias del primer fin de semana de julio, cuando las cancelaciones afectaron a unos 8.000 pasajeros y los retrasos de vuelos a otros 56.000.