Después de cierta expectación durante las últimas semanas, por fin conocemos qué trae a España el operador móvil virtual (OMV) Freedompop. En concreto, una tarifa muy básica a coste cero, en la que incluye el uso de WhatsApp de forma gratuita, y una serie de tarifas con un precio bastante bajo al más puro estilo OMV.

Nadie se lo creía. ¿Un operador que no cuesta nada? Esa era la fama de Freedompop en los mercados que ha estado operando. Una tarifa básica de entrada para clientes que hagan un consumo muy pequeño, y luego ofertas de pago. Un virtual más.

De este modo, por fin se ha conocido cuál será esa tarifa gratis. Y es que desde hoy mismo, los usuarios pueden conectar una tarjeta SIM de Freedompop a su teléfono Android o iOS, y la compañía subvencionará cualquier dato consumido a través de WhatsApp, a la vez que proporcionará 200 Mb de datos adicionales, 100 minutos de llamadas de voz y 300 SMS cada mes.

Sí. Es así. Totalmente gratis. Aunque el operador tiene medido muy bien su negocio, y sabe que, en estos momentos, nadie puede tener solo 200 Mb de datos en el móvil. Sobre todo el target al que suelen dirigirse los OMV: gente joven y con gran uso del móvil.

Un ejemplo: refrescar un par de veces Twitter (con algún gif de por medio), postear una foto en Facebook (y reproducir algo) y ver un video de Youtube genera un consumo de entre 50 y 100 Mb. Eso en un solo día. Por lo tanto, saben que esta tarifa de entrada es algo como una segunda línea que, en realidad, no tiene uso práctico.

Tarifas y modelo de negocio

Por el momento no se conoce con certeza qué operador con red le suministra el acceso mayorista. Ha trascendido, según cuenta ‘El País’, que será Orange y otro operador. Pero la compañía no lo ha especificado.

En cuanto a las tarifas, la compañía estadounidense ofrece varios planes: por 4.99 euros el usuario dispondrá de 200 minutos de llamadas, 1 Gb de datos y 500 mensajes de texto, mientras que por 8.99 euros las llamadas y mensajes serán ilimitados con 2Gb de datos.

Por 15.99 euros, llamadas y mensajes ilimitados con 5Gb de datos; y por 28.99 euros llamadas y mensajes ilimitados con 10Gb de datos. Todos los planes también incluyen tráfico de datos ilimitado y gratuito de WhatsApp.

¿Dónde está el negocio? Al igual que muchos servicios freemium, la ganancia llega de los servicios añadidos. En este caso es mediante la venta de terminales móviles que tienen prevista para finales de verano, o a lo mejor un servicio de WiFi asociado con un coste, como han hecho en Estados Unidos. Según la propia compañía, en algunos países aunque tienen más usuarios en la modalidad “free”, apenas necesitan más de un 30% de suscriptores que contraten más datos o llamadas, u otro tipo de servicios, y ya consiguen equilibrar sus cuentas.

Un mercado muy complejo

Teniendo en cuenta que esa tarifa gratis de 200 Mb es muy escasa, su modelo, al final, no deja de ser el del un OMV tradicional. Sí, regala WhatsApp, pero se trata de un servicio que apenas consumo datos, por lo que el cliente a lo mejor no aprecia un valor añadido real.

En la compañía presumen de que han conseguido 100.000 usuarios para probar la versión beta, pero eso no significa nada. Según los últimos datos de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), el pasado mes de mayo el conjunto de virtuales tuvo una ganancia de 65.000 líneas, pero un balance neto de 18.000. Parece claramente un mercado de capa caída.

De hecho, en mayo de 2013, el balance neto fue 157.000 clientes. Desde entonces la caída ha sido progresiva. En estos momentos, según datos de la CNMC, y descontando las marcas blancas de los operadores con red, apenas hay 5% de OMV en el mercado. Así pues, mucha confianza deberá generar Freedompop para estar en esa base de 100.000 clientes.