Mercadona es la cadena de supermercados que más clientes tiene en nuestro país, sin embargo Lidl no piensa quedarse de brazos cruzados y ya ha anunciado las primeras medidas con las que espera meter un poco de miedo a los establecimientos de Juan Roig.

Después de que Mercadona haya decidido dar su salto internacional hacia Portugal con la apertura en el país vecino de 4 tiendas, Lidl apuesta por seguir escalando posiciones en España. A lo largo de 2016, la cadena alemana tiene previsto desembolsar 350 millones de euros, la mayor cifra de inversión del grupo desde su entrada en nuestro país hace 22 años, que irán destinados a la apertura de 40 nuevas tiendas que generarán unos 800 empleos.

Mercadona tiene 1.587 supermercados y una plantilla de 76.000 empleados, mientras que Lidl cuenta con 535 puntos de venta y una plantilla de 11.500 trabajadores. La diferencia entre ambas compañías es muy grande, pero la cadena alemana ya ha comenzado a ganarle batallas a Mercadona. ¿Tiene el ‘rey de los supermercados’ en España que empezar a preocuparse?

Lidl ofrece a sus trabajadores un salario mínimo de hasta 15.257 euros brutos, el más alto del sector. Esto sumado a la apuesta por la formación que hacen desde el grupo parece ser el motivo que ha movido a empleados de la competencia a cambiar de empresa. Mercadona se situaría justo por detrás con un sueldo mínimo de 15.160 euros brutos al año.

Mercadona cerró 2015 como la primera empresa por volumen de facturación en España, con 20.831 millones de euros, un 3,3% más que en 2014. Lidl facturó en el ejercicio fiscal 2014-2015, 3.048 millones de euros, un 12% más que el año anterior. Las cifras no son comparables y mucho camino le queda aún a la cadena alemana para llegar hasta donde esta Mercadona, pero lo cierto es que está empezando a dar los primeros pasos.

A la inversión y a la firma del convenio colectivo que ha subido los salarios, hay que añadir el solar de 122.000 metros cuadrados que acaba de adquirir Lidl en Cheste (Valencia), donde el grupo levantará una nueva instalación logística que entrará en funcionamiento en 2020. Mientras tanto, será en septiembre cuando estará operativa la plataforma de Alcalá de Henares.

¿Qué pasa con la venta online?

Dia, Carrefour o El Corte Inglés permiten a sus clientes realizar la compra a través de su tienda online. Mercadona también da esa opción, aunque su estrategia para este canal de venta no parece darle muy buenos resultados, mientras que Lidl ni siquiera tiene disponible este método de compra.

La venta online es la asignatura pendiente de Mercadona, que es consciente de ello y ya ha anunciado que mejorará su web e invertirá en el desarrollo tecnológico dentro de la empresa. Este es otro aspecto en el que Lidl también va por detrás y que deberá de solucionar si quiere convertirse en verdadera competencia para la cadena de Juan Roig.

En los últimos años hemos visto como han ido aumentando las ventas a través de Internet, lo que nos hace aventurar que seguirán creciendo. Por lo tanto, contar con una tienda online debería convertirse en una prioridad para los supermercados que quieran seguir compitiendo en el sector dentro de unos años.