La multinacional sueca de telecomunicaciones ha llegado a un acuerdo con Abengoa para comprar su filial Abentel. De esta forma Ericsson se hará con los activos, los proyectos y los 500 empleados de la filial de Abengoa, que continúa así con su proceso de desinversiones para salvar su concurso de acreedores.

Fuentes de las compañías consultadas por SABEMOS han evitado precisar los datos de la operación y desvelar el importe que va a desembolsar Ericsson.

Por el momento se ha firmado el acuerdo para la adquisición pero el movimiento está sujeto a la aprobación de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), han precisado. “Una vez se cierre el acuerdo, la gente de Abentel se movería a una subsidiaria 100% propiedad de Ericsson, creada a tal efecto”, han añadido.

Abengoa continúa así con su plan de desinversiones, encaminadas a deshacerse de algunos activos que no son estratégicos para el que se ha convertido en su negocio central desde que entrara en preconcurso de acreedores: la ingeniería y la construcción de infraestructuras de energías renovables.

Esta operación permitirá a Abengoa aligerar progresivamente la deuda con acreedores y proveedores así como las garantías asociadas a los proyectos de Abentel”, ha destacado la empresa hispalense en un comunicado.

Por su parte, Ericsson se aprovecha con esta operación de las ganas que tiene Abengoa de vender; “a río revuelto, ganancia de pescadores”, dice el refrán. En un comunicado, Ericsson ha indicado que gracias a este acuerdo podrá crear un centro de servicios de fibra óptica en Sevilla. Como parte de la transferencia de actividad pactada, Ericsson “asumirá algunos de los más importantes proyectos de despliegue de fibra óptica en España”.

“La fibra es un componente clave para las redes IP de nueva generación. Este acuerdo reúne al líder mundial en servicios de telecomunicaciones con uno de los proveedores de servicios de fibra líder en España”, ha declarado el consejero delegado de Ericsson España, José Antonio López, en la nota remitida a los medios.

Está previsto que este acuerdo se complete durante el tercer trimestre del año, según Ericsson.

Más aire para Abengoa

Este acuerdo supone un paso más en el proyecto de reestructuración de los activos de Abengoa, aunque también en el campo del pasivo se van sucediendo los avances.

Después de celebrar su junta de accionistas la semana pasada, Abengoa anunció que ha llegado a un principio de acuerdo con los tenedores de deuda para evitar el concurso de acreedores. La compañía recibirá 500 millones de euros de dinero nuevo, que serán inyectados por los fondos Abrams Capital, The Baupost Group, Canyon Partners, The D.E. Shaw Group, Elliott Management, Oaktree y Värde.

Tras la reunión de los accionistas también se acordó la destitución como miembro del consejo de administración de Javier Benjumea, hermano del expresidente Felipe Benjumea y último de su linaje en el órgano de control de Abengoa.

Foto: Ericsson