Cuando este lunes publicamos en SABEMOS un reportaje en el que contamos cómo MediaMarkt está zurrando la badana a El Corte Inglés en electrónica de consumo, con Amazon como pez grande dispuesto a zamparse a los dos, no sospechábamos que toda la campaña de verano del grupo alemán pasaba, precisamente, por reírse de las clásicas Rebajas de los grandes almacenes.

En una gran campaña difundida, al menos, a través de internet y Youtube, Media Markt propone a su cliente: “Ríete de las rebajas y sé feliz”. Por supuesto, no hace referencia alguna a los grandes almacenes, pero el cartel que vandalizan es el ya icónico de la compañía que dirige Dimas Gimeno, con letras blancas sobre fondo rojo.

mediamarkt

En realidad, MediaMarkt ataca la línea de flotación de El Corte Inglés y recuerda a los usuarios algo que se le olvida a mucha gente: Las rebajas, como tales, ya no existen. Incluso aunque este año represente para ellos algo especial, ya que son las Rebajas de los fastos por el 75 aniversario.

Tema relacionado: MediaMarkt y Amazon le roban el futuro a El Corte Inglés

Hasta 2013, el periodo de rebajas abarcaba varios periodos fijados por la ley. Las de invierno tenían lugar del 1 de enero al 31 de marzo y las de verano, del 21 de junio al 21 de septiembre. En aquellos tiempos, los comerciantes debían ofrecer sus descuentos en este periodo, con un mínimo de una semana y un máximo de dos meses.

MediaMarkt, por ejemplo, optó el fin de semana por inventarse un ‘Red Friday’ hasta el 4 de julio, y ahora ha lanzado una ‘Red Sale’ desde el 5 hasta el 13 de julio. Como siempre, siguiendo su estrategia de precios muy promocionados en catálogo.

¿Tradición de rebajas, aunque sean inventadas, o recurso a términos en inglés, más flexibilidad en las promociones y apelación directa al público más joven que abandona El Corte Inglés y se educa en otras alternativas de consumo? El público decidirá.

Una pelea a tres

¿Por qué han tenido tanta repercusión los últimos movimientos de MediaMarkt? Básicamente, porque la compañía alemana se ha convertido en el referente español en retail para adquirir dispositivos tecnológicos, desde móviles hasta frigoríficos. ¿El máximo perjudicado? El Corte Inglés, que no consigue revertir su crisis en este segmento y ve cómo el futuro se le escapa entre los dedos.

Y mucho cuidado, que ni siquiera MediaMarkt tiene el futuro garantizado: Amazon acecha en el horizonte a la espera de que los españoles se entreguen por completo al comercio electrónico.

Además, uno de los problemas de escribir sobre El Corte Inglés es que nadie está dispuesto a hablar. Los proveedores, obviamente, exigen que se les garantice su anonimato, del mismo modo que sus dependientes y trabajadores tienden a evitar a la prensa si no es para airear sus conflictos laborales. Sin embargo, todas las fuentes consultadas por SABEMOS en el mundo de la informática, la electrónica y la telefonía móvil coinciden: Los tiempos dorados de Expoelectrónica ya han pasado.

En este contexto, con las Rebajas de por medio, tanto las tradicionales como las propias, y el empuje de Amazon, dejan una pelea a tres de la que alguno saldrá muy perjudicado.