No, por supuesto que un danés fofisano de 27 años no puede compararse con el blanco más famoso del rap. Pero sí, algo tiene.

Si Eminem hizo bandera de la 8 Mile, la carretera que separa la zona de blancos y de negros en Detroit, situándose en el centro de los dos, la banda de Lukas Graham Forchhammer ha encontrado un filón parecido en la llamada Ciudad Libre de Christiania, el barrio de Copenhague autogestionado por unos pocos centenares de familias y que, junto al megahit 7 Years, ha atraído el interés del público y los medios.

“Una vez tuve 7 años, mi madre me pidió que hiciese amigos para no estar solo”

Así empieza 7 Years, la canción que ha aupado a la banda al Olimpo de la música y que ha convertido a este joven con formación musical clásica y que canta desde los 3 años, en un fenómeno global que lo mismo toca en Jimmy Kimmel que con Ellen Degeneres. La canción relata una infancia intensa en un barrio donde conviven la libertad artística y una compleja relación de equilibrio con el mundo de las drogas.

“Era un mundo muy grande, pero nosotros nos creíamos aún mas grandes. Nos empujábamos hasta el límite, aprendimos deprisa. A los 11 fumábamos hierba y bebíamos de ese licor abrasador. Nunca ricos, teníamos que salir para lograr una cifra estable”

¿Tiene Lukas Graham un hermano? ¿Está casado Lukas Graham? Lo mejor del joven danés con cara de crío es que ha conseguido generar un relato a su alrededor, por impostado que pueda parecer. Lo consigue en la fantástica Better Yourself, una canción muy emotiva en la que habla de un hermano en la cárcel –que también se menciona de pasada en 7 Years y que, como ha dicho Graham Forchhammer en alguna ocasión, está inspirada en la historia de un amigo–. “Mi mujer me dio hijos”, reza el temazo. No está casado. Y, frente al relato de drogas y mala vida en la comuna, hablamos de un chaval que se pasó buena parte de su infancia temprana como actor en películas infantiles y que interpreta la voz de Andy en la Toy Story danesa desde la segunda entrega.

Y, pese a todo, sí hay numerosas referencias reales a su vida en sus discos. Su padre, por ejemplo, murió a los 61 años y, de ascendencia irlandesa, el ‘Graham’ de la banda era su segundo nombre.

En una entrevista con Radio.com afirmaba: “Mientras crecía, la comunidad era básicamente todo lo que tenías, y te dabas cuenta de que tus chicos y tus amigos eran una gran parte de ti. Pero también te dabas cuenta, o yo lo hice al menos, de que si querías sobrevivir y no convertirte en traficante, como algunos de mis amigos, tenía que sobresalir y escapar de mi entorno y de mi comunidad, y encontrar a gente parecida con quienes hacerlo”.

Esta combinación entre la vida real y la ideada para la música tiene también mucho que ver con Eminem. ¿Otro parecido? El cariño por Dr. Dre. Graham afirma que el disco 2001 del legendario rapero y compositor le cambió la vida.

“Siempre tuve ese sueño, como mi padre antes que yo, así que empecé a escribir canciones, a contar historias. Algo de toda la gloria siempre me aburrió porque sólo amo a quien realmente me conoce”

Forchhammer ha recibido presión de sobra para escribir menos canciones sobre estar borracho bien tempranito y más baladas suaves, pero él reivindica las “pelotas” necesarias para seguir siendo él mismo. “Que les j%dan. Pídele a Taylor Swift que escriba j$didas canciones de amor. Por eso no puedo escuchar ningún disco entero de Adele. Tiene una voz asombrosa, pero la gente parece haberla convencido de que solo quieren escuchar canciones de amor”.

“Sólo veo mis metas, no creo en el fallo porque sé que incluso las voces más pequeñas pueden conseguir cosas grandes”

Imagen | celebuzz.com