No se trata de una moda. Es una realidad. Las grandes compañías de telecos europeas han considerado que sus activos en infraestructuras pueden ser una buena forma de ganar dinero. Telefónica ya está manos a la obra con Telxius, y ahora Deutsche Telekom, en Alemania, va por el mismo camino.

No se trata de algo nuevo. El pasado mes de marzo, según Bloomberg, el operador alemán ya tenía en mente hacer negocio con sus antenas de telefonía. Entonces no se concretó cómo sería el modelo de venta, o la creación de una filial como ha hecho Telefónica con Telxius, en la cual agrupará antenas de muchas zonas donde opera para lanzar una OPV.

Poco a poco se empiezan a conocer más detalles sobre el proceso. De este modo, según publica Reuters, ya se sabe cuáles serán las dos entidades que se encargarán de la venta: Goldman Sachs y Morgan Stanley. También se ha dado un valor aproximado: 5.000 millones de euros.

Por el momento no se ha precisado si la operación se llevará a cabo como la de Telxius, creando una filial para salir a bolsa, o se hará mediante venta directa. Entre los interesados, compañías del sector como American Tower o SBA. Aunque por el momento nada concreto.

¿Qué motivos hay?

Sobre lo que ha trascendido en cuando a los motivos de la venta, Deutsche Telecom argumenta que iría destinado al despliegue de redes de banda ancha por toda Europa. Las decisiones de tomarán después del verano. Además, Deutchse Telekom deberá concretar si vende todo el negocio o finalmente se queda con alguna parte para controlar las antenas.

No obstante, no se trata de algo novedoso o que pille por sorpresa al sector. Al margen del ejemplo de Telefónica y Telxius, en Italia también ha habido un movimiento similar. En concreto, Telecom Italia está en fase de venta de la compañía de infraestructuras Inwit.

Incluso Carlos Slim en América Móvil, también puso en el mercado la parte de antenas e infraestructuras de la compañía. Aunque no le ha ido, por el momento, muy bien en el mercado mexicano.