El grupo aéreo catarí ya es el mayor accionista de IAG con el 15% del capital, y ahora podría reforzar su posición a precio saldo después de la caída en bolsa de la compañía tras el referéndum sobre la salida de la UE del Reino Unido. La aseguradora Standard Life podría también elevar su paquete desde el 6% al 10%.

IAG fue la primera compañía en reconocer formalmente que el Brexit tendría un impacto directo en sus cuentas y que no cumpliría sus objetivos de beneficio este año. El grupo aéreo que integra a British Airways, Iberia, Vueling y Aer Lingus se desplomó en bolsa tras el referéndum.

La compañía se dejó un 40% del precio de sus acciones en sólo dos sesiones y aún hoy se encuentra un 34% por debajo de los niveles previos a la consulta británica (4,5 euros por título frente a los 6,86 euros de la pasada semana). Y ahora el derrumbe bursátil puede acabar siendo aprovechado por algunos de los accionistas de IAG para reforzar su posición a precio de saldo.

Qatar Airways, el principal accionista de IAG con un 15%, estudia elevar su participación hasta el 20%, según ha desvelado Bloomberg. El grupo aéreo catarí ha ido elevando progresivamente su presencia en el capital de la compañía europea desde que en enero de 2015 entrara con una participación del 9,9% y siempre ha confirmado su intención de seguir reforzándose en el grupo.

En paralelo, la aseguradora escocesa Standard Life también estaría planeando un incremento de su paquete accionarial en IAG para aprovechar el bajo precio de la acción tras el apoyo al Brexit. La compañía podría elevar su actual paquete del 6% hasta el 10% del capital de la matriz de Iberia.