Corporación Financiera Alba, sociedad de inversión con la que la familia March controla un 11,7 % de ACS, ha renunciado a tener representación en el consejo de administración del grupo donde contaba con dos dominicales -Pablo Vallbona y Javier Fernández- ante la entrada en vigor de la normativa de abuso de mercado.

Según informa EFE, la constructora ha comunicado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Corporación Financiera Alba le ha remitido una carta en la que manifiesta que, “si bien ha venido manteniendo una participación significativa y una relación muy satisfactoria”, ha decidido salir del Consejo por el incremento de los periodos de bloqueo a la hora de comprar y vender acciones.

Hasta ahora, los consejeros o empresas representadas en consejos tenían un periodo de bloqueo para operar con títulos de dos meses si se cumplían determinadas circunstancias.

Con la nueva norma de abuso de mercado, que entra en vigor el próximo 3 de julio, esos periodos de bloqueo se pueden extender hasta cinco meses.

Esto, explica Alba, supone una “importante dificultad” para la forma normal de actuación de una corporación financiera que desea disponer de la “suficiente flexibilidad para poder adoptar y ejecutar sus decisiones de inversión y desinversión”.

A la vista de ello, la entidad ha considerado lo más coherente con su filosofía inversora dejar de tener representación en el consejo de ACS y renuncia a ella formalmente.

Esta salida permitirá, por ejemplo, que el brazo inversor de Banca March pueda tomar participaciones en empresas que operan en los mismos sectores que el grupo constructor y de servicios presidido por Florentino Pérez.

Foto: ACS